El autor Gonzalo Giner participa en la reconstrucción del Órgano Parroquial

El autor Gonzalo Giner participa en la reconstrucción del Órgano Parroquial

Imagen de la futura reconstrucción Órgano Parroquial de Herencia
Gonzalo Giner

Gonzalo Giner

El autor literario Gonzalo Giner debutó en el mundo literario en 2004 con el libro “La cuarta alianza”, pero fue la novela “El sanador de caballos”, su proyecto más personal, por la que alcanzó cotas de crítica y público más elevadas que le llevó a la fama, mejor dicho, a la popularidad literaria en el país y en otros países de habla hispana. Desde entonces se ha convertido en un referente dentro de la literatura popular.

Veterinario de profesión, con aquel libro quiso investigar el origen de su oficio; con su nueva obra, “El jinete del silencio”, el autor descubre los antecedentes de la creación de la raza española de caballos durante el siglo XVI. La obra está dotada de una gran emotividad gracias a la presencia de un protagonista inolvidable como Yago, niño autista, que verá mejorar sus trastornos de conducta a través de los caballos. “El jinete del silencio” es un bello homenaje al caballo y a nuestro pasado histórico.

Este libro, publicado por la editorial “Temas de hoy”, anda ya por su 6ª edición, lo que significa un extraordinario éxito. En varios capítulos, aunque de forma transversal, habla del valor de la música de órgano.

Aprovechando la amistad que une a este autor con un familiar de nuestro párroco, se puso con contacto con él para pedirle permiso y poder utilizar varias de sus descripciones de la música del Órgano en un díptico que se han repartido por los hogares de Herencia. Gonzalo Giner, además de autorizarlo, se ha comprometido con la causa de la reconstrucción del Órgano, posiblemente pasará por Herencia como ha indicado en el correo enviado a Don Julián. Así dice:

Desde que conocí el proyecto del órgano y la idea del folleto, me sentí muy orgulloso de poder ser partícipe de él….

Reconozco que la escena de Yago y Camilo la viví muy intensamente mientras la escribía, seguramente reviviendo las muchas veces que he rezado con un órgano tocando a mis espaldas, en alguna iglesia de esas magnas, antiguas, de piedra… solemnes… Me gustan esos templos porque su magnitud me ayuda a acercarme a Él, las iglesias modernas no tanto… Creo en la solemnidad de las ceremonias, es un signo de respeto a lo más grande. Por lo que estaría encantado de poder estar y compartir un rato contigo en la Parroquia de Herencia que posee un maravilloso patrimonio histórico….

Un fuerte abrazo, muchas gracias por añadirme en la historia de una Parroquia y su órgano.

Imagen de la futura reconstrucción Órgano Parroquial de Herencia

Imagen de la futura reconstrucción Órgano Parroquial de Herencia

1 COMENTARIO

  1. En un pueblo de 8000 habitantes con una afición a la música determinada no entiendo cómo se atreven a gastar ese pastón… Hay un órgano en la iglesia de La Merced, recientemente restaurado, en los conciertos que ha habido no había más de 50 personas de Herencia, el de Ruth López maravilloso…Triste que no hubo más personas… ¿Es que el órgano de la iglesia parroquial va a atraer a más amantes de la música? Sinceramente no lo creo. Es una cuestión de poder…siempre el poder, cuanto más clientela más poder… ¿O no? ¡Dónde está lo verdaderamente importante del cristianismo? A veces me da vergüenza lo que ocurre en nuestra comunidad cristiana. Menos mal que está la iglesia misionera que dignifica la situación…

Dejar una Respuesta