InnovaciónEl consejero de Industria y Tecnología, José Manuel Díaz-Salazar, animó desde Ciudad Real a los empresarios de la región a que apuesten de forma decidida por la “i” de innovación y de investigación y de ingenio para hacer una gran “I” mayúscula a partir de la suma de “ies” minúsculas. Díaz-Salazar, que asistió a la gala en la que AJE Ciudad Real entregó su quinto premio al mejor joven empresario de la provincia, recordó que en nuestra región hay ciento veinte mil empresas dadas de alta pero que el 95% de ellas tienen cinco trabajadores o menos, por lo que nuestro desarrollo socioeconómico pasa por la acción de todas las iniciativas que puedan aportar estas microempresas y, también, por cultivar el talento individual y por extender y potenciar el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

En este aspecto, en el de impulsar el talento individual y la cultura empresarial, el consejero de Industria y Tecnología agradeció en nombre del Gobierno regional la labor que está desarrollando la Asociación de Jóvenes Empresarios porque “simboliza la apuesta por el futuro de Castilla-La Mancha” y sus asociados “trasladan cada día a nuestra sociedad un mensaje de ilusión”, afirmó.

En este sentido, José Manuel Díaz-Salazar señaló que hay datos que invitan al optimismo, como el hecho de que Castilla-La Mancha fue el año pasado la segunda comunidad autónoma española en creación de nuevas empresas, una línea ascendente que se ha mantenido en el primer cuatrimestre de 2006.

El consejero de Industria y Tecnología pronunció estas palabras justo después de entregar el premio de mejor joven empresario al tomellosero Rafael Rodríguez, titular de la empresa ANRO, que se impuso a los otros dos finalistas, Olga González y Julio Moraga, de IMSAC y de CIM Internet, respectivamente.

fuente: miciudadreal