Cristo del Consuelo - HerenciaDesde esta página, nos queremos hacer eco de un artículo publicado este año en el Libro de Semana Santa de la alicantina población de Crevillente, y en el que se hacer referencia a las similitudes existentes entre el Cristo de consuelo de Herencia y el Ecce Homo de Crevillente. Escrito por José LLedó Martínes dice así:

“Durante toda una vida, hay ciertas imágenes que quedan guardadas en la retina, quizá uno de mis primeros recuerdos fue la llegada del “pas del balcó” a Crevillent, apenas era un niño cuando en mi casa recibí a mi paso, fueron unos días de gran nerviosismo, recuerdo a la gente preguntar por la llegada de mi paso, yo como el más pequeño de mi familia, no sabía el por qué de tanto revuelo, yo no llegué a conocer el antiguo paso que fue quemado en mi casa por unos refugiados de Talavera de la Reina (y del que guardo como un tesoro alguno de los restos que quedaron de ese antiguo paso), no sabía el porqué de este entusiasmo, pero recuerdo aquel día con gran intensidad y como aquel joven niño fue el encargado de abrir esas grandes cajas que llegaban de Barcelona , habían sido meses intensos de correspondencia, de viajes a Barcelona…
Cuento todo esto, por que el pasado verano por casualidades de la vida y gracias a las nuevas tecnologías, reviví en cierta medida todos aquellos acontecimientos, en un lejano pueblo de Herencia (Ciudad Real) encontré una imagen de un Ecce Homo exactamente igual que el de Crevillent, que casualidad, en un maravillosa Iglesia llamada de Nuestra Señora de la Merced, se trata de una Iglesia que formó parte del antiguo convento de frailes mercedarios descalzos, convento fundado en 1656 por Don Juan de Austria, hijo natural del Rey Felipe IV, Iglesia que sigue las premisas del arte barroco español, cuyo dispositivo generador fueron las normas procedentes del Concilio de Trento y el espíritu de la Contrarreforma, la construcción fue llevada a cabo por Fray Juan de la Natividad, la Iglesia sufrió numerosos desperfectos durante la guerra civil, que serían repuestos en épocas posteriores con imágenes de diferentes escultores: José Rabasa,
Reixach-Campanya… en aquel lugar de la Mancha vi rememorar viejos recuerdos de mi infancia, y durante este tiempo he logrado entablar una buena relación con la gente del convento y de la cofradía. El Cristo es llamado en este lugar Cristo del Consuelo, realizado también en los talleres Reixach Campanya, aunque no saben exactamente la fecha, lo sitúan entorno al año 1944, es decir algún año posterior al nuestro, el modelo es exactamente igual que el Crevillente por lo que con toda seguridad fue realizado también por el escultor catalán Antonio Parera , pero la talla y sobre todo la policromía difiere algo del de Crevillente , hay que destacar que estas situaciones son normales en escultura y es habitual que de un mismo modelo surjan diferentes tallas, que se diferencian muy poco entre ellas, ejemplo conocido son los diferentes Yacentes realizados por Benlliure , en este Convento hay una gran veneración por otra imagen salida de los mismos talleres , la Virgen de Nuestra Señora de la Merced, imagen conocida popularmente como “la Hermosona” y realizada en el año 1940.”