El Punto Limpio de Herencia ha introducido recientemente el servicio de recogida de aceite de fritura. Se trata de uno de los desperdicios domésticos más frecuentes y cuya eliminación supone un verdadero problema, ya que al no saber cómo deshacerse de él, la mayoría de la gente termina vertiéndolo por el fregadero.
Verter los aceites por el fregadero es una práctica anti-ecológica, por los siguientes motivos:

  • Destruye las cañerías, ya que al tirar los aceites calientes por los desagües de PVC (plástico), estos se van deteriorando hasta su completa inutilidad.
  • Cuando se enfrían, al mezclarse con otros sólidos, producen tapones en los desagües y el alcantarillado.
  • Sirve de alimento a los roedores, favoreciendo su proliferación.
  • Causa la muerte de la flora acuática.
  • Afecta a la capacidad de rendimiento en los procesos de las depuradoras de aguas residuales, multiplicando los costes de producción.

Reciclar los aceites de frituras significa darles una nueva utilidad y proteger el medio ambiente. Sólo hay que recogerlo en un recipiente y llevarlo al Punto Limpio. Se trata de una tarea sencilla, que no supone apenas esfuerzo y que puede reportarnos muchos beneficios a todos.

Fuente: herencia.es