El Retablo de Nuestra Señora del Rosario, se somete a una restauración
Enrique y Cristina Rodríguez de Tembleque, dos expertos restauradores de Herencia están realizando el trabajo.

El Retablo de Nuestra Señora del Rosario de la Parroquia de Santa Quiteria está siendo objeto de restauración por parte de dos expertos en esta materia de la localidad de Herencia (Ciudad Real). La restauración incluye además la recuperación de todos los elementos de la capilla como es el caso de la mesa del altar, una vidriera, cuyo resultado se podrá contemplar tanto desde el interior como desde el exterior del templo.
Los restauradores, Enrique y Cristina Rodríguez de Tembleque han comprobado que el retablo está tallado en madera que se seca, se mueve y va rajando, por lo que a lo largo del tiempo se le han hecho numerosas rajas y grietas y la capa de preparación de yesos que se pone sobre la madera se está desprendiendo y cayendo, puesto que la capa de preparación no está siendo capaz de soportar los movimientos.
Los trabajos de Enrique y Cristina consisten en una primera fase de eliminación del polvo superficial, los clavos, anclajes y “todo lo feo”, afirmó Enrique, para proceder posteriormente a “la inyección de consolidación de la capa que se está desconsolidando y que ésta vuelva a su sitio”.
Posteriormente se procederá a la limpieza del retablo con fórmulas químicas “porque el barniz sobre el oro ya ha envejecido ocultando el color bonito del oro”. Asimismo eliminarán “los repintes de purpurina, que tiene el defecto de que se oxida con el paso del tiempo”. En este retablo existe una gran parte de purpurina, especialmente la parte que ha estado más cercana a la gente.

Limpieza integral
Los restauradores harán una limpieza integral, eliminando el repinte, “se taparán falsedades”, se sellarán las grietas para dejarlo todo al mismo nivel y dejarán el oro antiguo en todo el espacio que sea posible. Después se volverá a dorar con la misma técnica, que es el pan de oro para conseguir un conjunto armónico, dijo Enrique. “Nosotros trabajamos como los maestros del Barroco”, añadió Cristina.
El trabajo de recuperación del Retablo de Nuestra Señora del Rosario no tiene un plazo determinado de ejecución, porque “el tiempo lo marca el trabajo”. El repinte no se elimina tan fácilmente, y cada una de las partes que se esconden debajo, esconde un marmoleado, que intentarán recuperar para devolverle la originalidad al Retablo.
En la Guerra Civil se destrozaron buena parte de los retablos y este no escapó a esa circunstancia, si bien parece que se aprovecharon partes de otros antiguos, como es el caso de las columnas, típicas del Barroco.
Una familia de Alcázar, será la que financie el coste de estas obras de restauración, aunque no ha querido desvelar su identidad.
Otras restauraciones hechas por esta empresa herenciana en Alcázar, han sido la de Jesús Nazareno, la Virgen de los Dolores de la Santísima Trinidad y la imagen de la Virgen de la Soledad de Castillo Lastrucci que hay en Santa Quiteria.

Fuente: Lanza Digital [P.A. /] [ Alcázar de San Juan]. Imagen extraída de eldiadeciudarea.com

DEJAR UNA RESPUESTA