Informa: Diario La Tribuna Digital. M.Lillo

La Junta de Gobierno de este organismo aprobó también el último trámite para desarrollar la primera oferta de compra de derechos de agua ligada a la actividad de la reforestación.

mapa confederacion higrografica del guadiana

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrológica del Guadiana (CHG), reunida ayer en Ciudad Real, aprobó la resolución por la cual se amplía el área declarada sobreexplotada del acuífero de la Mancha Occidental, con la que pretenden lograr una explotación racional de los recursos, mantener un uso sostenible del acuífero y conseguir el buen estado de las masas de agua superficiales y subterráneas.

Dicha ampliación, que se viene gestando desde el año 2004 y se aprobó ayer definitivamente, es consecuencia de «las situaciones de disparidad» que tenían lugar entre las zonas declaradas sobreexplotadas y las que estaban próximas pero no tenían dicha declaración, según explicó a La Tribuna el presidente de la Confederación, Eduardo Alvarado.

Por este motivo, la CHG tenía que aplicar «medidas intermedias» para solucionar las distintas circunstancias que se encontraban. Por tanto, la ampliación no guarda relación con un descenso excepcional del volumen de agua del acuífero, como aseveró Alvarado.

Ante dicha situación de disparidad se encargó un estudio al Instituto Geológico y Minero que ha determinado que la zona que no estaba declarada sobreexplotada forma parte de la misma unidad hidrológica que la que estaba bajo dicha declaración, por lo que deben regirse por los mismos criterios. Así pues, los regantes de la parte que se ha ampliado tendrán «medidas más estrictas» de las que venían teniendo hasta ahora.

Zona de ampliación. En la nueva zona que se ha incluido en la catalogación de sobreexplotación del acuífero se encuentran municipios ciudadrealeños como Campo de Criptana, Alcázar de San Juan, Herencia, Puerto Lápice, Malagón, Carrión y Bolaños.

En la Junta de Gobierno de la CHG también se aprobó el proyecto de actuación en materia hidrológica elaborado por el Consorcio para la gestión del Plan Especial del Alto Guadiana. Dicho proyecto concreta la nueva oferta de adquisición de derechos de agua y de terrenos que presentó recientemente el Consorcio y que ayer pasó con éxito «su último trámite» administrativo al ser aprobado por la Junta de Gobierno, como explicó el presidente de la CHG, Eduardo Alvarado.

Se trata de la cuarta oferta de compra de derechos de agua impulsada por la Confederación y la primera que estará vinculada a la forestación de terrenos. De esta forma, la CHG no sólo desea legalizar los pozos que están en una situación de ilegalidad, sino también contribuir a la forestación de algunas zonas del alto Guadiana.

Para ello, este organismo dispone de 40 millones de euros que invertirá en la compra de derechos del uso del agua y concederá unas primas de alrededor de 600 euros por hectárea, es decir, cuatro veces más que el importe que suele ir asociado a los actuales programas de reforestación, comentó Alvarado, ya que pretenden que sea atractivo para los agricultores y regantes.

El proyecto fue aprobado definitivamente ayer (un día festivo en Ciudad Real capital) para agilizar esta medida y ponerla en marcha «lo más rápido posible», aunque Alvarado no se aventuró a ofrecer datos sobre la cantidad de derechos que podrían comprar con los 40 millones de euros de los que disponen, pero sí manifestó su esperanza en que sean los máximos posibles.

El proyecto también delimita el ámbito de actuación (el perímetro del acuífero de la Mancha Occidental declarado sobreexplotado), las características de los derechos, su valoración económica (incluyendo las mencionadas primas), los criterios de preferencia de selección y los efectos de la adquisición.

La vigencia del proyecto será de cuatro año y se irá actualizando periódicamente. Su objetivo es propiciar la más rápida y eficaz recuperación hídrica de las masas de agua subterránea y la mejora de los ecosistemas asociados a ellas.

En la Junta de Gobierno los representantes de la CHG informaron sobre la situación hidrológica de la cuenca y pusieron de manifiesto la normalidad con que la campaña de riego se viene desarrollando, con excepción de la zona oriental en la que se han producido determinadas restricciones, así como en zonas afectadas por las limitaciones impuestas en los regímenes de explotación de los acuíferos de la Mancha Occidental y del Campo de Montiel.