La Oficina Municipal de Información al Consumidor de Alcázar de San Juan ha alertado a los ciudadanos de un posible fraude proveniente de una empresa que realiza una presunta analítica de agua a domicilio para comercializar un aparato purificador. Dada la cercanía de la localidad con Herencia, las precauciones también podrían extenderse hasta aquí, ya que también podría llamar a la puerta de nuestras casa, aunque por ahora no se conoce ningún caso.

Al parecer se trataría de una estrategia para confundir a los ciudadanos, haciéndose pasar por representantes de una campaña institucional para la mejora de la calidad del agua. Los vecinos de diferentes barrios de Alcázar ya han alertado a los responsables municipales de visitas en sus domicilios por parte de personas que dicen representar a una supuesta empresa de calidad de agua. En su discurso ofrecen, previo pago de 10 €, un análisis del agua corriente y embotellada, con la intención camuflada de vender un filtro de agua.

La actividad puede considerarse fraude en el momento en que los argumentos de venta confunden al ciudadaño, haciéndole creer que se trata de una campaña institucional por la mejora de la calidad del agua. La OMIC y la concejalía de consumo han recomendado a los alcazareños que no dejen entrar en su vivienda a nadie que no esté acreditado por un organismo oficial para llevar a cabo el desempeño de la función que dice desarrollar, y del mismo modo el consejo se puede aplicar a los herencianos.

Al igual que en Alcázar, en Herencia también hay un organismo encargado de la calidad de las aguas y además sanidad evalúa la calidad del agua mensualmente, por tanto el gasto en un filtro de agua sería innecesaria.

Vía: Mi ciudad real