Delta-R Tecnologías de decisión, SL es una de las compañías en las que participamos de forma activa junto con nuestros socios la CAN y dentro nuestra empresa Nervia Digital (actualmente en fase de lanzamiento y donde se integran empresas del Grupo Ferca como Color Vivo Internet, especializada en diseño y desarrollo web). Nos agrada poder empezar a comentar los logros de las empresas que con tanto cariño hemos visto nacer y empezar a crecer.

La compañía de tecnología Delta-R y el grupo de investigación NIL,  perteneciente al Instituto de Tecnología del Conocimiento (ITC) de la Universidad Complutense de Madrid acaban de firmar un acuerdo de colaboración para investigar en las áreas de lenguaje natural y reglas de negocio.

Fruto de este acuerdo, la compañía de tecnología Delta-R con capital alicantino y manchego, junto con la Universidad desarrollarán un proyecto de investigación conjunta sobre la posibilidades de la aplicación de técnicas de lenguaje natural sobre plataformas BRMS, donde Delta-R es lider.

Delta-R tiene un modelo de negocio muy claro, está especializada en tecnología BRMS (Business Rules Management Systems), contando con una plataforma ya desarrollada de software a través del que se pueden definir e implantar todo tipo de reglas de negocio y modelos predicitivos de forma que puedan ser de amplia utilidad en la toma de decisiones en cualquier ámbito de una organización.

La tecnología BRMS constituye una evolución de los llamados BREs o “motores de reglas”, a través de la cual se pretende acercar la gestión de reglas de negocio, que hasta el momento se llevaba a cabo desde las áreas técnicas, a los especialistas de negocio. Para ello se hace necesario poner a disposición del usuario una serie de herramientas totalmente gráficas e intuitivas a las que Delta-R sumará la programación en lenguaje natural.

La incorporación de esta tecnología a un sistema BRMS como el de Delta-R permitirá a los usuarios definir la política de su organización utilizando su lenguaje nativo ya que el software lo interpreta de forma inteligente y lo ejecuta como si se hubiese utilizado una programación tradicional.

La investigación sobre procesamiento de lenguaje natural ya ha obtenido grandes resultados y éxitos en otras áreas de negocios realmente diversas, por ejemplo, Google lo utiliza como base de su motor de búsquedas. En los últimos años ha alcanzado un grado de madurez que hace posibles nuevas aplicaciones prácticas. El grupo de investigación NIL lleva años potenciando la colaboración entre la empresa y la universidad para conseguir este objetivo.

vía: Carrero