Caritas, como expresión de la solidaridad fraterna de la comunidad cristiana, aporta a la sociedad, a nuestro pueblo, unos valores marcados por nuestra tradición religiosa y espiritual, que hace posible que entre nosotros surja  el  deseo una sociedad más justas e igualitarias.  Ante esta situación tan lamentable que vive nuestro país, y que está afectando a nuestra localidad, Cáritas parroquial, junto todas las cáritas parroquiales, se ve desbordada por la demanda de ayuda, muchas veces, sólo pidiendo alimentos para poder cenar esa noche o al día siguiente.

El sábado 19 de diciembre se realizó la caravana de navidad por todo el pueblo. Unos 30 voluntarios, entre jóvenes y mayores, recorrieron las casas de Herencia pidiendo una ayuda, en alimentos y dinero para Cáritas. La semana anterior, un gran número de colaboradores hicieron de carteros, repartiendo más de 2000 cartas por todos los buzones y hogares.

Extraordinaria respuesta al llamamiento de cáritas

Lo recaudado en esta campaña, con las colectas de las misas de ese fin de semana y con los donativos entregados, la cantidad recogida asciende a 3.280 euros. A esta cantidad hay que unir el precio de los alimentos entregados: 600 kilos de garbanzos, judías, lentejas y pastas diversas. 34 kilos de azúcar,  86 litros de leche,  25  litros de aceite, y 138 bolsas de galletas y dulces, 144  latillas de distintas clases, y 65 platos pre-cocinados, junto a otros alimentos variados como embutidos, conservas, café, cacao y batidos. Todos estos alimentos se irán repartiendo, según necesidades, a los transeúntes y familias del pueblo, una vez cumplimentada la ficha que se entrega en el Ayuntamiento.

Cáritas Parroquial agradece la colaboración gratuita de todos los voluntarios y de aquellas personas e instituciones que han colaborado en esta campaña.

Vía: www.iglesiamanchanorte.com/herencia