A nuestra redacción ha llegado una copia del Pregón de Semana Santa 2010 de Jorge López Teulón junto con algunas fotografías nuevas para publicar y que todos podáis acceder al mismo en formato PDF para descargar. Gracias por facilitarlo a la Junta Permanente de Hermandades y el Parroco D. Julián.

Aquí os dejamos parte del mismo que podéis descargar completo al final de este artículo para imprimir y leer:

Pregón de Semana Santa 2010 el 13 de marzo 2010.

Porque todo comenzó en Ti,
oh María Inmaculada

Era el año del Señor de 1846, cuando en Roma el Cónclave de Cardenales elegía un nuevo Papa, que tomó el nombre de Pío Nono. Tenía entonces 54 años y había de gobernar la Iglesia Católica más que ninguno de sus antecesores: ¡treinta y dos años! Los primeros de su pontificado los vivió en medio de continuas convulsiones y revoluciones mundiales…

Se cuenta del apenado Pontífice que, estando un día más afligido y preocupado que nunca ante un panorama tan trágico que ensombrecía el horizonte de la Iglesia Católica, se hacía una y otra vez esta angustiosa pregunta:

¿Y no habrá, Señor, remedio posible para tantos males?

Entonces, el sabio y santo cardenal Lambruschini, allí presente, sugirió al Papa, con decidida convicción, ésta feliz idea:

Santísimo Padre, el remedio, seguro y eficaz, está en que Vuestra Santidad se digne definir como dogma de fe, si lo cree oportuno, la Inmaculada Concepción de María.

Estas palabras, caídas como celestial rocío, fueron un rayo luminoso de consuelo y esperanza. Las fervientes oraciones y sacrificios del Soberano Pontífice y del pueblo fiel hicieron lo demás… Después fue una dulce realidad la Definición Dogmática de la Purísima Concepción de la Inmaculada y siempre Virgen María.

Este histórico y trascendental acontecimiento mariano tuvo lugar el 8 de diciembre de 1854, en la iglesia más grande del mundo, la inmensa Basílica de San Pedro del Vaticano, con estas palabras del Beato Pío IX, escuchadas con religiosa e indescriptible emoción por las decenas de millares de fieles que llenaban el templo a rebosar:

Nos, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los Bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo y la Nuestra, declaramos, pronunciamos y definimos que es doctrina revelada por Dios la que sostiene que la Bienaventurada Virgen María en el primer instante de su Concepción, por singular Gracia y Privilegio de Dios Omnipotente, y en previsión de los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, fue preservada del pecado original en el primer instante de su Concepción. Y, por tanto, esta doctrina ha de ser siempre y firmemente creída por todos los fieles. ¡Gloria a nuestra Madre Purísima! ¡Gloria a María Inmaculada!

Y así, como antes en la tradición recogida por la pluma de los poetas, por los instrumentos de los artistas o por la boca de los teólogos, la Iglesia repite para todos, esto que ya es dogma de fe desde entonces: la creencia firme en la Inmaculada Concepción de la Virgen Santísima. María manifiesta hasta qué punto el perdón de Dios es previsor: nos precede, nos llena, nos envuelve completamente. Ella no es tampoco una excepción en la humanidad; somos nosotros la excepción. Ella es la regla, Ella es la medida, Ella es la que nos guía al Camino certero.

El pecado, accidente gravísimo en la vida del cristiano, se combate de la mano de María, se combate buscando la vida de gracia, se combate con la lucha interior para vencer a Satanás, al dominio del mal. La Virgen Santísima, que pisa el dominio de la serpiente, que pisa el pecado con voluntad libre, diciendo sí a Dios, nos enseña a nosotros a romper ese maleficio absurdo de pecado, esa tentación constante de ir detrás de las otras verdades, de los otros caminos, de las otras vidas que Satanás nos hace ver engañándonos con espejismos. Ella, la Virgen Inmaculada.

Y así, cada año, al llegar el 8 de diciembre, toda España celebra a la Purísima Concepción de María, Madre queridísima, y brotan espontáneas de nuestros labios las jaculatorias tan conocidas y tan propias: ¡Ave, María Purísima, sin pecado concebida! ¡Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros, que recurrimos a Vos! Que repitamos esta jaculatoria, expresión no sólo del sentir católico, expresión necesaria para pedirle a María su protección: -María Inmaculada, ruega por nosotros, ruega por nosotros que recurrimos a Ti.

Por ello y vosotros bien lo sabéis, queridos amigos todos, no había otra manera de comenzar el Pregón de este año que saludando así a María Inmaculada. El pasado 2 de enero celebrasteis un acontecimiento de gran significado para la fe, la comunión y la identidad del pueblo de Herencia: el patronazgo de la Inmaculada Concepción de la Virgen. En 1952 se adquirió la bellísima imagen de la Inmaculada que se venera en este Templo. En 1959, el entonces párroco, D. Joaquín Gómez-Montalbán, solicitó oficialmente a la Santa Sede que declarara a la Inmaculada, Patrona de esta Villa. El 2 de enero de 1960, el Beato Juan XXIII, a instancias de D. Juan Hervás y Benet, obispo de la Diócesis de Ciudad Real, firmaba el Decreto Pontificio concediendo que la Inmaculada Concepción fuese la “Celestial y Principal Patrona de Herencia”.

Un último apunte antes de empezar. Los que trabajamos descifrando la historia nos hacemos amigos con los investigadores que nos han precedido, aunque por razón obvias nunca nos podamos conocer. Aquel venerable sacerdote, don Joaquín Gómez-Montalbán fue el que elaboró el primer relato de los mártires de Herencia. En el archivo parroquial, en el libro de difuntos nº 25, correspondiente a las inscripciones de defunciones de los años 1935-45, aparece en las cuatro últimas páginas, a ambos lados, un documento histórico firmado por don Joaquín un 20 de septiembre del año 1939, y que titula: PARA LA ETERNA MEMORIA. Pero ésa es otra historia narrada con el pregón pascual de nuestros mártires. Que el Beato Narciso de Estenaga, vuestro-nuestro Obispo mártir y sus compañeros, pregoneros en la sombra del mayor Amor, rueguen por nosotros y por España.

lee el pregón completo en documento PDF.

- patrocinador -Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp
Nuestro número móvil es (+34) 744 40 30 11, añádelo a tus contactos para recibir bien nuestros mensajes.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

DEJAR UNA RESPUESTA