El alcalde Jesús Fernández visitó estas importantes obras, que ejecuta el Gobierno regional con un coste de 4,2 millones de euros, que unirá la localidad con la Autovía de los Viñedos

El nuevo año traerá a Herencia (Ciudad Real) la nueva Semivariante, en obras desde noviembre de 2009, y en fase muy avanzada. Las obras de esta infraestructura histórica, realizadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, siguen su ritmo con normalidad, y se espera que puedan estar terminadas para finales de primavera del 2011, enlazando directamente a la población con la red de autovías, a través de la Autovía de los Viñedos.

“Con una inversión de 4,2 millones de euros, ya que se produjo un modificado sobre el proyecto inicial atendiendo las sugerencias del Ayuntamiento de Herencia, para la construcción de un puente en el camino de La Loma, esta infraestructura de 2 kilómetros servirá para desviar el flujo de 6.000 vehículos diarios del centro, y rediseñarlo porque desaparecerá la brecha que ahora existe”, explica el alcalde Jesús Fernández Almoguera, en una visita al recorrido en compañía de los concejales de Infraestructuras y de Hacienda y Promoción económica, respectivamente, Vicente Martín-Viveros y Gema Pilar López.

2 nuevas rotondas que atemperarán el tráfico interno
Y esta Semivariante traerá consigo además en 2011 la construcción de dos nuevas rotondas, que atemperarán el tráfico que quede, en la antigua N-420, a su paso por Herencia, hoy CM-420. Una glorieta se levantará en la plaza de la Libertad, en el cruce de la microestación de Autobuses, antigua báscula, y que ordenará el tráfico en esa zona céntrica.

Y otra más exterior, también en esa CM-420, a la entrada por Alcázar de San Juan, frente al Polígono industrial y la Residencia de Mayores Nuestra Señora de la Merced. Esta permitirá al tráfico pesado que va al Polígono una mejor comunicación, reduciendo la velocidad de los vehículos que entren en el pueblo, pues seguidamente se entra en las proximidades de una zona escolar.

Igualmente, con las miras puestas en la apertura este 2011 de la Semivariante, el Ayuntamiento acomete otras obras para acabar con un mal endémico de Herencia en épocas de lluvias, las inundaciones en la plaza de la Libertad, gracias al nuevo Colector de pluviales, de 2 kilómetros de longitud y con una inversión superior a los 500.000 euros, que comenzó a ejecutarse en septiembre de 2010 desde más allá del Campo de Fútbol, y desviará el agua de lluvia al paraje de La Serna, y que ya se llevan más de 600 metros. Con las miras puestas en tenerlo lista para la primavera del 2011. Esta obra, financiada por Ayuntamiento, JCCM y Diputación.

Vía: nota de prensa oficial del Ayuntamiento de Herencia.

- patrocinador -