Debido a la situación de altas temperaturas que se están produciendo en las provincias de Toledo y Ciudad Real que, unido a la previsión de ausencia de precipitaciones, dan lugar a un aumento de los índices de riesgo de incendios forestales, en algunos casos, muy superiores a los normales en esta época del año, han provocado que desde la Dirección General de Montes y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha se aprube una resolución, por la que se prohíbe temporalmente la quema de restos vegetales y agrícolas en el medio natural en dichas provincias.

Esta prohibición se mantendrá mientras persistan las condiciones que la han originado, para lo que se dictará la resolución correspondiente. No obstante, podrá exceptuarse de esta prohibición las quemas que fuera preciso realizar, por causas de fuerza mayor, mediante resolución motivada de los correspondientes Coordinadores de los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura, y conforme al condicionado técnico aprobado al efecto.

Para más información consultar el Diario Oficial de Castilla-La Macha de 14 de mayo de 2014.