El gran complejo deportivo que existe en Herencia, ubicado en la zona de los 2 colegios, incluye 2 pabellones, el Campo Municipal de Fútbol, el Gimnasio cubierto del nuevo Colegio, varias pistas multideportivas, más la nueva pista de pádel, el circuito de running y de bici, ubicado en el parque de La Serna, y las 3 piscinas municipales, todo en la misma manzana, un gran espacio destinado a la práctica de actividades saludables, ha llevado al Ayuntamiento a tomar aún más medidas preventivas para garantizar la salud de sus usuarios, con la adquisición de dos equipos de desfibriladores, a disposición de los técnicos municipales encargados de las instalaciones, para en caso de que sean necesarias.

El Consistorio ha invertido en esta compra un presupuesto de 6.000 euros, en una iniciativa que se suma a la realizada por otros ayuntamientos de la provincia, como el de Miguelturra, por ejemplo, de manera reciente. Esto ha sido posible gracias a la subvención de la Diputación de Ciudad Real.

herencia_interior_pabellon1
Interior del pabellón polideportivo municipal

Como señala el alcalde de Herencia, Jesús Fernández, estos equipos permiten tener garantizada una asistencia temprana a cualquier usuario que sufra una parada cardiorrespiratoria. Según sus palabras, “somos conscientes de que la salud es muy importante para nuestros vecinos y que hay una población de edades muy amplias que utilizan habitualmente nuestras instalaciones y que nos gustaría que sintieran que tienen todas las garantías ante cualquier eventualidad”.