Jhonier Germán Vargas Sanclemente, herenciano de tan solo 15 años de edad lucha con esfuerzo y tesón por convertirse en un futuro en futbolista profesional. Este herenciano de adopción, que llegaba a tierras ciudadrealeñas desde Colombia cuando apenas tenía diez meses, es un claro ejemplo de que el trabajo da sus frutos.

Tras dar sus primeros toques en Herencia, donde llegaron sus padres por motivos de trabajo y en cuya localidad participó de todas las categorías inferiores de fútbol, pasó a formarse durante una temporada en la escuela de fútbol de Alcázar de San Juan hasta que Jhonier decidió realizar unas pruebas en el Atlético de Madrid, Albacete y Leganés. Superó una primera criba en el Atlético de Madrid, aunque el club rojiblanco no le volvería a llamar; podría haber continuado su carrera en Albacete, pero las condiciones económicas impidieron que Jhonier pudiera costearse su estancia en la ciudad manchega, y así finalmente se decidió por el CD Leganés, destino que le permitía vivir con su tía en Alcobendas.

Y a base de tesón se ha convertido en una de las grandes perlas de la cantera pepinera […]

Vía y artículo completo en: www.latribunadeciudadreal.es

- patrocinador -