Desde hace cinco años, en colaboración con Coca-Cola Iberia, WWF lleva desarrollando el proyecto “Misión Posible: conservar el agua de la Mancha” con el objetivo de ahorrar agua en la agricultura y mantenerla para uno de los humedales más amenazados de España, las Tablas de Daimiel.

En esta línea de trabajo, WWF viene colaborando también, desde años atrás, con la Comunidad de Regantes del Acuífero 23 de Herencia (Ciudad Real) en la realización de conferencias, seminarios y charlas dirigidas a los agricultores, así como en el asesoramiento y el acceso a herramientas de control del agua en los cultivos con el fin de mejorar los mismos y conseguir un desarrollo más sostenible a la vez que se contribuye a proteger el medio ambiente conservando uno de sus recursos más importantes y escasos en esta zona, el agua.

D:DCIM100DICAMDSCI0915.JPG
José Pedro Rodríguez de Liébana, presidente de la Comunidad de Regantes del Acuífero 23 de Herencia

Así, hace unas semanas, WWF “Misión Posible”, en colaboración con la Comunidad de Regantes de Herencia se hizo presente en el mayor viñedo de La Mancha, propiedad de un empresario de Herencia, en el cual se han instalado las herramientas de ahorro de agua OptiWine.

D:DCIM100DICAMDSCI0918.JPG

José Pedro Rodríguez de Liébana, presidente de la Comunidad de Regantes de Herencia, muestra su satisfacción por la complicidad existente ante la necesidad de una agricultura -sobre todo la viticultura. sostenible y no disimula su preocupación ante el reto que se plantea para lograr una sostenibilidad económica y medioambiental en la viticultura de la comarca. “El futuro de la agricultura, como cualquier otra actividad empresarial, pasa por la investigación, el desarrollo y la innovación. Se esta consiguiendo la concienciación en el sector agrícola y debe prepararse para una nueva reconversión. Calidad, calidad y calidad”, sentencia.