Los expertos reunidos la pasada semana en la sede de la Consejería de Sanidad para analizar el brote de legionela de Manzanares, destacaron que la actuación de la Consejería de Sanidad, tanto desde la Dirección General de Salud Pública como desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha sido determinante tanto por el seguimiento que se ha hecho del brote como por la rápida resolución del mismo.

expertos en legionela

Así, los expertos valoraron especialmente, varios aspectos a destacar, entre ellos la difusión inmediata de la alerta aun cuando el número inicial de casos no permitía prever la magnitud que ha alcanzado el brote y la coordinación y comunicación entre los servicios de Salud Pública y los servicios asistenciales.

Todos coincidieron en señalar la extraordinaria importancia que ha tenido este brote, especialmente por la elevada tasa de ataque en la población y su ocurrencia en una época del año que no es la de mayor incidencia de la enfermedad, aunque en diciembre se suela detectar un número no despreciable de casos en todos los países de Europa.

Así, destacaron que los brotes comunitarios de legionelosis tienen una gran complejidad y generan un gran impacto mediático y una gran preocupación en la población. No obstante su estudio riguroso y completo requiere y exige bastante tiempo, incluso después de haber cortado la transmisión, que es el objetivo esencial en los primeros momentos.

En torno a las medidas adoptadas por la Dirección General de Salud Pública, los expertos recordaron que la necesidad de cortar cuanto antes la transmisión de la legionelosis obliga a las administraciones sanitarias a aplicar el principio de precaución con el máximo rigor. Esto lleva consigo el cierre cautelar de todas o de la mayoría de las instalaciones de riesgo y a autorizar su apertura cuando existan suficientes garantías de su inocuidad.

Entre las conclusiones de la reunión, los expertos incidieron en que la duración del brote se ajusta de forma muy aproximada a la duración del periodo de incubación de la enfermedad. Este periodo es el mínimo posible para la resolución de cualquier brote de legionelosis, resaltando que es algo que casi nunca se consigue.

Asimismo destacaron que la curva epidémica es típica, prácticamente un ejemplo, de un brote de fuente única con una interrupción brusca de la transmisión de la enfermedad.

En la reunión estuvieron presentes expertos epidemiólogos, tanto del Ministerio de Sanidad como de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Madrid, Valencia y Murcia, así como del Instituto de Salud Carlos III, junto a profesionales tanto epidemiológicos como sanitarios de la Consejería de Sanidad.

Todos ellos valoraron de forma muy positiva la convocatoria de la reunión, algo inédito, al menos inusual, en el estudio y manejo de brotes de especial interés desde el punto de vista de la Salud Pública.