El acusado tiene antecedentes por dos casos similares y está en prisión preventiva por esto desde julio del año pasado
El acusado tiene antecedentes por dos casos similares y está en prisión preventiva por esto desde julio del año pasado / Foto de Lanza digital – Rosalía Jiménez

Empezó pidiéndole ayuda a un menor para descargarse aplicaciones con el teléfono móvil, como el ‘whatsapp’,  y terminó abusando de él en la impunidad de su casa en Herencia. Para comprar su silencio le daba dinero, entre 5 y 20 euros.

Es lo cree que la fiscalía de Ciudad Real respecto a un herenciano de 60 años y con antecedentes por dos casos parecidos, para el que solicita otra condena de diez años y medio de cárcel, esta vez por un delito continuado de abuso sexual, que el nuevo Código Penal castiga con más severidad.

El chaval de 15 años, cuyo testimonio es la principal prueba en el caso, ratificó este martes ante la Audiencia Provincial la denuncia que interpuso su familia a mediados de julio del año pasado, tras enterarse por el chico de lo que pasaba.

El adolescente asegura que entabló una relación de amistad con el adulto, que vivía solo, en la primavera del año pasado y que entre mediados de mayo y el 30 de julio, en al menos quince ocasiones, el mayor lo masturbó. Todas esas veces, como otras en las que había ido a su casa supuestamente “le pagaba”, le daba 5, 10 o 20 euros, aunque al principio y según explicaron fuentes de la fiscalía (el juicio se celebró a puerta cerrada a petición del ministerio público), le pidió ayuda porque no se aclaraba bien con el teléfono móvil o la ‘tablet’.

[noticia completa disponible en Lanza Digital]

La Sección Segunda de la Audiencia dictará sentencia en los próximos días.

Vídeo emitido en RTVCM sobre esta noticia

- patrocinador -