ASAJA de Castilla-La Mancha ha solicitado a la Consejería de Agricultura una modificación de las bases reguladoras de las ayudas a la creación de empresas por jóvenes agricultores, apoyo a las inversiones agrarias y a determinadas inversiones en materia de regadío, de tal forma que se elimine el límite de puntos para poder acceder a las ayudas, y así, todos los agricultores jóvenes futuros y presentes que cumplan todos los requisitos, puedan optar a dicha ayuda.

Jóvenes agricultores en invernadero
Jóvenes agricultores en invernadero

Además, con el sistema establecido, se corre el peligro de avocar a los jóvenes a realizar inversiones que en muchos casos no pueden soportar y, como consecuencia, dejan de ser viables y pierden la opción de incorporarse.

La organización agraria insiste en que la incorporación de jóvenes e inversiones en la mejora y modernización de las explotaciones agrarias, debe ser el pilar fundamental en el que debe basarse la programación de Desarrollo Rural en Castilla-La Mancha en los próximos años.

Así quedó de manifiesto en la propuesta alternativa que presentó esta semana ASAJA de Castilla-La Mancha a la presentada por la Consejería para modificar el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 de Castilla-La Mancha en lo que atañe a las medidas que se aplicarán en 2017.

La organización agraria considera que la dotación presupuestaria para algunas medidas es claramente insuficiente para hacer frente a la demanda, tales como las cuantías destinadas a la incorporación de jóvenes agricultores o la agricultura ecológica que, junto con la conservación de los cultivos de secano, deben ser los pilares fundamentales en los que se debe basar la programación de desarrollo rural de la región en los próximos años.

Además, la organización ha hecho hincapié en que los cambios en la planificación financiera no deben afectar a los agricultores profesionales y a las explotaciones prioritarias, y ha insistido en potenciar las medidas directamente relacionadas con la agricultura y la ganadería de la región por ser actividades que verdaderamente contribuyen a fijar población en el medio rural.

En cuanto a la agricultura ecológica, y en relación al acuerdo sobre el Impulso de la Agricultura Ecológica de Castilla-La Mancha firmado por la Consejería de Agricultura el pasado 11 de abril, en el que se establecía, entre otros compromisos, la elaboración de un plan estratégico de la Agricultura Ecológica, para el periodo 2016-2020 y, una convocatoria de mantenimiento en el 2017, con el objetivo de hacer frente a los expedientes denegados en la convocatoria de 2015, ASAJA de Castilla-La Mancha ha solicitado que se considere prioritaria la consecución de fondos suficientes para abrir una convocatoria en la PAC 2017 y readmitir, en este nuevo periodo, a los 1.024 productores ecológicos que no fueron aceptados en las convocatoria de 2015, como así dejó de manifiesto esta organización en la reunión celebrada el pasado 27 de julio en la Consejería de Agricultura.