El pasado sábado día 19 de noviembre el calendario de la 1ª División Territorial de la Segunda División Nacional Masculina juntaba para enfrentarse a los equipos vecinos de balonmano de Villafranca y de Herencia, en un encuentro que no decepcionó a los espectadores que abarrotaron el Pabellón Municipal de Villafranca procedentes de ambas localidades.

El Balonmano Herencia cosechó su cuarta derrota consecutiva, esta vez contra el BM Villafranca a domicilio por un ajustado 25-22 en un encuentro en el que no pudo sobreponerse a la ausencia de Alonso y a las bajas de los lesionados Martel y Maca.

El encuentro comenzó muy igualado aunque con el BM Villafranca mandando en el marcador con pequeñas diferencias nunca superiores a los 3 tantos, debido a la intensidad de su defensa abierta, a un ataque dinámico y al shock que sufrió el equipo visitante por la pronta lesión de Ramos al recibir un golpe en la nariz que le obligó a retirarse del encuentro a los 9 minutos de juego.

El técnico visitante introdujo cambios para resolver esta incidencia y el BM Herencia poco a poco fue reduciendo la diferencia en el marcador debido a que sus hombres de primera línea comenzaban a saber leer la defensa local encontrando la fórmula para neutralizarla y a una mejor actitud defensiva que comenzaba a funcionar en bloque, haciendo que el marcador se apretase (9-7) a falta de 5 minutos para el final de la primera mitad.

En el último suspiro de la primera parte, los árbitros excluyeron a Peñuela, circunstancia que aprovecharon los visitantes para que, transformado un penalti, terminase la primera mitad con un apretado 11-10.

En la segunda mitad, apareció la mejor defensa del conjunto herenciano para igualar las fuerzas. Boti, ahora director del juego del BM Herencia, apareció en la cancha para administrar los ataques, suministrar de balones francos a sus compañeros, y finalizar acciones individuales que igualaron el marcador (15-15) en el minuto 40.

El BM Villafranca reaccionó con el cambio defensivo ordenado por su técnico (5:1 mixto) que les hizo coger aire, pero sobre todo por las 3 exclusiones consecutivas sancionadas contra el BM Herencia: Santi (min 47); Marius por un cambio antirreglamentario muy protestado por los herencianos (min 48) y Beteta (min 48), quedándose con cuatro jugadores en la pista y causando un efecto sicológico del que no se repondrían hasta el final del partido. Cuando entraron los jugadores excluidos la diferencia a favor del BM Villafranca era de 3 goles a su favor (21-18).

Desde aquí hasta el final sin perder la cara al encuentro y con un gran derroche físico fue un “quiero y no puedo” del BM Herencia que veía como consecuencia de su impaciencia por acercarse en el marcador se perdieran balones que propiciaban rápidos contraataques de los locales.

El técnico visitante ordenó una defensa mixta sobre Vargas, que por entonces se mostraba inapelable desde los 9 metros, pero no fue suficiente para remontar el resultado que se les puso muy cuesta arriba después de la protestada exclusión por cambio antirreglamentario sufrida mediada la segunda mitad.

Sin embargo el esfuerzo físico no mermó al equipo local que administró sus ventajas en el tramo final para acabar consiguiendo un triunfo por 25-22.

25 -BM Villafranca: Vargas (6), García-Peñuela (1), Alejo (1), Romo (9), Díaz (2), Morales, Raúl (1), Tajuelo (2), Talavera, García-Arias, Willian (2), Lungarán, Villaba, Díaz-Flores (1), Emeterio y Saif.
22 – B.M. Herencia: Julián (1), Maca, Martel, Ramos, Marius (8), Boti (4), Beteta (2), Alex, Pedro (2), Santi, Rubén (1), Ismael y Cata (4).

Marcador: 2-2, 4-3, 7-4, 8-5, 9-7, 11-10 (descanso); 14-13, 15-15, 18-17, 21-18, 24-20 y 25-22.

Árbitros: Juan Carlos Ballesteros y José Joaquín Martínez. Excluyeron dos minutos a Emeterio, García-Peñuela, Tajuelo (en dos ocasiones) y a Villalba por el BM Villafranca. A Santi, Beteta, Marius y a Julián por el BM Herencia.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la liga de Primera División Territorial de Castilla La Mancha. Pabellón de Santa Bárbara de Toledo, 200 espectadores.

Artículo publicado en el blog de Balonmano Herencia por José Francisco Poveda.