A través de diferentes medios recibimos la noticia de que la Guardia Civil detuvo a una persona de 38 años por un delito contra la seguridad vial el pasado 23 de marzo de 2017. Los agentes comprobaron su verdadera identidad, después de facilitar hasta cuatro distintas, verificando que no había obtenido nunca la autorización preceptiva para conducir vehículos a motor.

La patrulla de la Guardia Civil de Villafranca de los Caballeros (Toledo) observó un vehículo, procedente de nuestra localidad, Herencia (Ciudad Real), que se dirigía a un control de seguridad ciudadana, ante un extraño se le dio el alto.

Después de identificar al conductor y comprobar que sobre el detenido pesaban siete requisitorias de búsquedas en vigor dictadas por juzgados de distintas provincias, dos de ellas para ingreso en un centro penitenciario, según informó la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

La Guardia Civil procedió a la detención por un delito contra la seguridad vial y lo puso a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Orgaz, que decretó su ingreso en un centro penitenciario.