Herencia, tuvo su origen en “Las Herencias”, casas de campo que fueron propiedad de unos labradores de otra villa cuyo nombre fue “Villacentenilla”. Ésta desapareció tras una epidemia, pero antes de ello, existió en el cerro de San Cristobal así como también lo hizo ‘Herencia’, nuestra villa centenaria que durante el octavo tramo de ‘El Quijote’ representó el lugar del que el autor prefirió no acordarse. A continuación un análisis sobre el paso del autor de la obra más importante de la literatura de España por nuestro municipio.

Lo que sabemos de Cervantes

cervantes medallon - Herencia, lugar de La Mancha cuyo pueblo siempre querrá recordar a Cervantes
IMAGE SOURCE: pixabay.com

Miguel de Cervantes Saavedra, también conocido como “El manco de Lepanto” fue conocido por su afición a la lectura que lo llevó a escribir sus primeras poesías a la edad de 19 años. Sin embargo, otras extravagancias lo caracterizaron; entre las más importantes destacan: el casino y los viajes. Y es que tal y como se explica en Betway, Cervantes fue conocido por su afición al juego veintiuna (equivalente al blackjack de ahora), nombrado en sus obras por primera vez en la historia. Pero también se dio a conocer por su naturaleza viajera pues el autor viajó vivió en lugares tan distintos como los siguientes: Italia (donde participó en la batalla de Lepanto), Portugal (donde publicó su primera obra “La Galatea”) y Andalucía (donde Sevilla se convirtió en su hogar como recaudador de impuestos y mercancías para la Armada Invencible de Felipe II).

Sin embargo, el dato que más caracterizó al escritor fue su mayor obra, ‘El Quijote’, que supuso una crítica a la España imperial y una sátira a las novelas de caballeros. Ésta se caracterizó por su espíritu crítico y humanista; sin embargo, también se caracterizó por su humor donde mediante exageraciones y burlas el autor nos da a conocer la vida de su personaje. ¿Dónde? En escenarios tan manchegos como nuestra Herencia donde a día de hoy lo seguimos recordando.

Herencia ha mantenido vivo a Miguel de Cervantes

placa ceramica quijote - Herencia, lugar de La Mancha cuyo pueblo siempre querrá recordar a Cervantes
IMAGE SOURCE: pixabay.com

El Convento de Nuestra Señora de la Merced, La Copa, El Parque Municipal, la Parroquia Iglesia de la Inmaculada Concepción y sobre todo, los molinos de viento, llamaron la atención del autor más importante de nuestra literatura, Miguel de Cervantes Saavedra cuyo personaje ‘Don Quijote’ pasó a través de nuestro hermoso municipio de Castilla-La Mancha. Así, Herencia, tierra de deliciosos quesos, mejores vinos, pan bueno y fragantes aceites fue uno de aquellos rincones manchegos de cuyo nombre el autor no quiso acordarse. Y es que, el Príncipe de las letras Hispánicas posee incluso doble dedicatoria en nuestro municipio; el primero se trata de una larga calle y el segundo de una céntrica plaza que se ha convertido en la junta del pueblo, en la zona de descanso y también en la zona de comercio.

Pero esto no queda aquí, en Herencia se recuerda a Cervantes también por su monumento, esculpido por J. Gutiérrez en 1953 y situado en el centro del jardín de la plaza. Además, La Biblioteca Municipal donde se motiva a la lectura mediante actividades como concursos y clubs de lectura también recuerda al autor al ser bautizada con su mismo nombre. También los siete molinos que encontramos en las coronadas sierras de nuestra villa han expresado su amor por Cervantes a través de sus nombres: La duquesa, Ama, Teresa Panza, Dulcinea, Sobrina, La dueña dolorida y Maritormes (a día de hoy Parra).

Además, pese a que el autor se destacó por no querer acordarse de los lugares por los que transcurría, existe un lugar en el que Herencia siempre será recordada y esa es la estatua que simula saludar a los ciudadanos en el antiguo convento de frailes (hoy Ayuntamiento). Y es que, su dedicatoria un libro tendido a sus pies dice así:

“Para el pueblo de Herencia, lugar de La Mancha, de cuyo nombre siempre quiero acordarme”.

Alusiones a El Quijote en Herencia

molino de viento criptana - Herencia, lugar de La Mancha cuyo pueblo siempre querrá recordar a Cervantes
IMAGE SOURCE: pixabay.com

A diferencia de otros municipios cercanos (como son El Toboso o Puerto Lápice) que fueron nombrados en la novela, no existen nombramientos directos a Herencia en El Quijote. Sin embargo, los cervantistas han sabido leer entre líneas para encontrar pasajes que hacen alusión a nuestra tierra. Por ejemplo, el llamado ‘Himno de Herencia’, recordado por aquellos mayores cuya memoria aún los acompaña y cantado por los colegios en los años 30 del siglo anterior:

“Herencia, perla galana / del basto solar manchego / que un día infundió la gesta / de Alonso Quijano el bueno. / Hermosa flor hogareña / hija del yugo labriego. / Herencia, eres tu sola / la que sabes como eres / al dar gradas a tu Cristo / y a tu flor de las Mercedes / también tienes orgullo / de tener bellas mujeres / por eso tienes la fama / de ser manchega como eres. / Al abrigo de tus cerros / estás Herencia acostada / como bandas de palomas / sobre tu fértil llanada / llanada que orlan tus huertos / con broche verde tu fama. / Herencia, eres tu sola”

Por otra parte, una noticia publicada en el Diario ‘El Castellano’ categorizada en “Cosas de cine” cuenta de esta forma: “Cuando regresaba un grupo de artistas de filmar varias escenas de la película El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, del vecino pueblo de Herencia, al pasar por esta población, el automóvil que los conducía, efecto de una falsa maniobra, fue a chocar contra la casa que hace esquina, precisamente a la calle Cervantes”.

Además, antiguos billetes (con fecha 1 de octubre de 1937) que circularon por Herencia también revelan la conexión existente entre Cervantes y nuestra villa. Hoy día, podemos encontrarlos en manos de coleccionistas que nos sorprenden con sus memorias quijotescas. Ésta reproduce el rostro de Cervantes junto a los molinos de viento, escenario de la famosa batalla.

¿Casualidades? Quizá Herencia sea un territorio de paso con interés gastronómico, quizá no tenga atractivo turístico en un sentido comercial pero quizá tampoco sea una simple coincidencia que nuestros habitantes guarden con tanto amor toda esta serie de anécdotas y memorias quijotescas.