Vendimia con máquina

Herencia también se ha sumado al comienzo de la vendimia 2018 en la región de la Denominación de Origen La Mancha. Un año más la recolección se adelanta al mes de agosto.

Lo hace con una marcada demora con respecto a otras campañas, debido a una maduración estival más lenta y pausada, tras una primavera generosa en precipitaciones y un verano moderado en temperaturas, con significativos contrastes térmicos de la noche a las horas centrales del mediodía.

Como habían previsto los muestreos técnicos, los primeros remolques de uva “están llegando con buen estado sanitario, con una relación de grado acidez muy adecuada y equilibrada, incluso nos ha sorprendido porque está entrando con una acidez más elevada que otros años”, ha matizado Juan Nieto, director técnico de Bodegas El Progreso, en Villarrubia de los Ojos, Ciudad Real, donde esta semana han dado el pistoletazo de salida a la vendimia con la recogida de la chardonnay.

La comúnmente llamada “reina de las blancas”, por su potencial aromática, capacidad de envejecimiento y vinos con mayor estructura, es también “una variedad más delicada, con la pulpa más pequeño pero muy apretado, y con una carga de producción baja, lo que conlleva un mayor presencia de polifenoles lo que permite vinos de excelente calidad”, remarca Jesús Julián Casanova, viticultor, Presidente de Bodegas El Progreso y vocal en el Consejo Regulador.

Moscatel y sauvignon blanc, las próximas

La vendimia se extiende prácticamente al conjunto del viñedo manchego durante la última semana de agosto. En bodegas Yuntero, y Vinícola de Castilla, en Manzanares, Ciudad Real, también funcionan sus tolvas con la recepción de la moscatel, una variedad blanca implantada en La Mancha en las últimas décadas con un buen comportamiento aromático para ensamblaje con otras variedades de uva blanca.

vendimia en Castilla La Mancha a mano

En La Mancha toledana, bodegas Altovela de Corral de Almaguer y Bodegas Latúe, de Villanueva de Alcardete también han arrancado la vendimia de la moscatel con un buen equilibrio de maduración en el fruto.

En la provincia de Albacete, municipios como Villarrobledo esperan iniciar su vendimia para finales de semana. Es el caso de bodega Pago de la Jaraba, donde los últimos muestreos técnicos apuntan a su recogida de la sauvignon blanc casi en septiembre.

Mayor retraso parecen mostrar algunas viñedos de La Mancha conquense, donde no será hasta la primera semana de septiembre cuando se generalice el comienzo de la vendimia en sus bodegas.

Tras la tempranillo y merlot, con un ciclo más rápido de maduración para las tintas, le llegará el turno, probablemente para la segunda quincena de septiembre, a la blanca airén, la variedad más cultivada en La Mancha.

Nota de DO La Mancha.