Han sido dos meses de diversión, compartiendo jornadas de entretenimiento y que ahora llegan a su fin. La Escuela de Verano pone punto y final, una temporada más, a un encuentro ineludible en la agenda del verano de los más jóvenes.

En esta 17º edición, en la que han participado un total de 295 niños y niñas del municipio, el equipo de monitores y voluntarios ha vuelto a programar multitud de actividades para que los más pequeños aprendan jugando durante las vacaciones escolares. Entre ellas, deportes colectivos, juegos populares, actividades en la piscina municipal o las tradiciones acampadas nocturnas. Tal y como ha declarado el alcalde y responsable del área de Deportes Sergio García-Navas Corrales, “se trata de que los más pequeños puedan pasar un verano entretenido y a la vez, conciliar la vida laboral”.

De esta manera, y junto al éxito de la Ludoteca para menores de 1 año, y las sesiones celebradas en el Centro Joven, el Ayuntamiento de Herencia intenta cubrir todos los gustos y adaptarse a las necesidades de los más pequeños que, independientemente de la edad, durante el verano pueden compartir nuevas experiencias de una forma lúdica y animada.