- publicidad -

Denuncian “maltrato animal” en cabalgatas de reyes de la provincia de Ciudad Real

- publicidad -

A través del facebook de la Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real ha denunciado la utilización de animales en Cabalgatas de Reyes de varios municipios de Ciudad Real, entre los que se encuentran Herencia, Daimiel, Porzuna, Valdepeñas, Arroba de los Montes, Tomelloso, Aldea del Rey o Membrilla, además de la propia capital.

A continuación reproducimos la publicación en su página de facebook:

La falta de imaginación y presupuestos para los ayuntamientos, provocaron el maltrato animal de Camellos, Ovejas y hasta una becerrita bebé y el uso de decenas de caballos y burros en varios municipios de Ciudad Real. ¿Hasta qué punto se justifica el uso, la explotación y, en algunos casos, el maltrato animal para hacer sonreír a un niño o niña el día de reyes?

uso explotacion animales en cabalgatas de reyes - Denuncian “maltrato animal” en cabalgatas de reyes de la provincia de Ciudad Real

- publicidad -

La palma se la lleva uno de los pueblos que más destaca en nuestra lista llamada “hay más animales y maltrato que habitantes”: PORZUNA. Esta vez ha tirado la casa por la ventana y ha llevado a un camello, ¿a falta de recursos económicos (recordamos que se gastan decenas de miles de euros en los toros de San Pantaleón) no hay imaginación para prescindir del maltrato animal? Los camellos son animales adaptados a la vida en zonas cálidas y pueden viajar hasta 200 km al día, muy lejos de vivir en el pleno invierno y frio castellano-manchego y estar encerrado casi todo el tiempo (como este). Bravo Porzuna, ¡nunca falláis!

Recordamos que en la cabalgata de este año se desplomó agotado un camello en San Cristóbal de la Laguna, Tenerife.

En segundo lugar encontramos el rebaño de ovejas de VALDEPEÑAS, VALDEPEÑAS Ayuntamiento de Valdepeñas, donde una ciudadana allí presente escribía la vergonzosa imagen y el maltrato al que estaban sometidas “Lamentable el trato recibido a estos animales, empujándolas con esa especie de barrera y dándoles golpes incluso en la cabeza, no querían andar y aun así las empujaban hasta el punto de pillarle las patas con las ruedas , para los niños y grandes entre la que me incluyo no es nada agradable…..y por decirle al señor por ser educada, que tuvieran cuidado encima se ha encarado conmigo y una persona de la organización le ha tenido que decir que siguiera para alante y no hiciera caso….Lamentable!!!!”

En tercero y más surrealista en ARROBA DE LOS MONTES: una becerra más pequeña que un perro, y que aún sigue mamando, es amarrada con una cuerda al cuello y cada vez que intenta parar (ya que se cansa, se estresa con el bullicio y ES UN BEBÉ) su “dueño” tira de ella haciendo fuerza en su cuello y garganta. ¿No comparamos a los perros con los animales “que comemos” pero para esto si los tratamos como un animal que se pasea y es sociable con las personas? Coherencia, por favor.

En diferentes pueblos se utilizaron burros, pero el más destacado el de DAIMIEL, Comunicación – Ayuntamiento de Daimiel – Radio Daimiel: un burro enano llevando “la Virgen” todo el camino. Nos cuenta una compañera que hace unos años una familiar suya salió y se la obligó a subirse en el burro. Una organización muy acorde con los valores de respeto y libertad, ¿eh?

En lo respectivo a los caballos utilizados en Ciudad Real (Ayuntamiento de Ciudad Real ), Herencia, Aldea del Rey, Membrilla, Pozuelo, Torralba y Ayuntamiento de Tomelloso, hasta donde hemos podido documentar. Estamos seguras que muchos más. Os dejamos un pequeño informe sobre las consecuencias del uso de estos equinos en desfiles como las cabalgatas, cuyo maltrato esta más que normalizado:

Empezaremos por el bocado o filete, que por obligación de la tenencia de un seguro obliga a estos animales a llevarlo, este hierro está diseñado para hacer presión en la mandíbula del animal y en su paladar, provocándole un dolor muy agudo, siendo este estimulo, el responsable de que frene u obedezca cuando el jinete lo ordene. Muchos de estos animales también hacían uso de serretas (arco de metal dentado, algunas veces forrado, que se colocan en la nariz del caballo) provocando a cada pequeño tirón de riendas un gran dolor y que podría llegar a partir el hueso en un movimiento brusco ya que en esa zona el hueso es muy fina y frágil.

Respecto a la monta, aun con el uso de la silla no podemos ignorar el hecho de que una cabalgata dura entorno de hora y media a dos horas, suponiendo una carga excesiva para la espalda del animal, el cual no ha tenido descanso del peso en todo el trayecto, ni que hablar de los que tiraban de carros…

Debemos recordar la etología del caballo, ya que, al ser un animal considerado como presa, su primer impulso ante un estímulo de miedo es juntarse con la manada y huir.
El obligar al caballo a superar un estímulo de miedo, provoca una mala reacción y una mala experiencia. Lo que fortalecerá este esté miedo y terminará desembocando en la conocida INDEFENSION APRENDIDA, que ante la ignorancia se suele catalogar de “nobleza”. Es por ello que los caballos jamás se acostumbran a situaciones de estrés prolongado

Informe técnico veterinario sobre el sufrimiento de los animales empleados en desfiles que podéis ver en esta web de avatma.