Unas fiestas sin música no son fiestas, esto es algo en lo que todo el mundo estaría de acuerdo, pues bien, como no podía ser de otra manera en las fiestas de Herencia la Música ha ocupado una parte muy importante, cuatro orquestas de baile (una para cada noche) un grupo de copla y flamenco, el festival internacional de “coros y danzas” y la banda de Música. Excepto en al Festival de “Coros y danzas” a todos los demás he asistido llevando distintas impresiones.

La primera Orquesta en actuar (jueves noche) fue Geiser Band, es dificil opinar sobre esta orquesta, la verdad es que la mejora que ha sufrido desde el año pasado ha sido muy buena, pero aun está muy lejos de lo que fue en otros tiempos a mediados de los noventa. Eso si, se notó que jugaba en casa por que el público se volcó completamente.

No ocurrió lo mismo con “Bahia”, no es una orquesta al uso ya que tiene un repertorio muy concreto, hace versiones para gente joven, mejorando algunas veces a los originales. Quizá este es un dato que nadie tuvo en cuenta ya que la acogida del público fue desastrosa, al comienzo del segundo pase no habría más de 30 personas que se quedaron en un par de parejas que estaban allí quizá por curiosidad o quizá por recordar viejos momentos al escuchar algunos de los temas más significativos de los ochenta. Ahora me pregunto : ¿Donde estuvo la gente que en su día criticó, sin razones, que viniese Saratoga como cabeza de cartel para el festival de Rock? Bahía cumplía todos los requisitos de popularidad que esas voces críticas (pero como no, anónimas) demandaban. El fallo creo (para no ser tan “políticamente” incorrecto), estuvo en la mala gestión publicitaria, ya que no se anunció como un grupo para jóvenes, por lo que estos no acudieron y el resto del público no se sintió tan atraído por los temas versionados de grupos como Amaral, Hombres G, Seguridad Social, Canto del Loco, etc…

La estrella de las Fiestas fue Bellisima, se nota por todos los detalles que es en la actualidad una de las mejores, si es cierto que el verano les va pesando pero aun así el espectaculo fue fantástico, fuegos artificiales, cuerpo de baile, metales muy bien explotados y contundentes… en fin, lo mejor.

El último día Jenasan consiguió algo que por desgracia empieza a ser raro. Consiguió que un numero significativo de parejas bailasen al ritmo de los “Hits Parade” de las verbenas, jugar en casa también les ayudó.

Por último me gustaría comentar uno de los conciertos más tradicionales de las fiestas. El de la Agrupación Musical Santa Cecilia, o como normalmente conocemos: la Banda de Música. Sorprendente. Posiblemente el mejor concierto en al menos cuatro años, y no será por las circunstancias que los rodean. La primera un pueblo que por desgracia aun no entiende para que sirve la música ni cuales son sus principales beneficios (es increíble la poca participación de público e integrantes cuando en el resto de Europa , incluyo aquí por supuesto España y nuestra comarca manchega, este tipo de agrupaciones tienen el problema contrario, están saturadas) y por otro lado los diferentes problemas interiores (relacionados quizás con el punto anterior) y la dirección ineficaz en todos los sentidos, organizativos y musicales. Un oasis en medio del desierto que ojalá no sea así, sino que las notables mejoras escuchadas el pasado jueves sean el comienzo de una nueva época más fructífera.

Pues en lineas generales así he visto la música de la feria. Nota para los gobernantes: se echa de menos la participación de algún grupo conocido, la gente lo agradecerá.