Celosías. Arte y piedad en los conventos de Castilla-La Mancha durante el siglo de El Quijote (1530-1650)Dentro de los actos conmemorativos del IV Centenario, tuvo lugar el pasado martes 25 de abril, la inauguración en el Museo Santa Cruz de Toledo de una de las más importantes exposiciones realizadas en nuestra región, “Celosías. Arte y piedad en los conventos de Castilla-La Mancha durante el siglo de El Quijote (1530-1650)”, que estará abierta al público hasta el próximo 30 de Julio. A tan importante efeméride de nuestro mundo cultural acudieron el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda y el cardenal primado de Toledo, Antonio Cañizares.

Celosías. Arte y piedad en los conventos de Castilla-La Mancha durante el siglo de El Quijote (1530-1650) está llamada a convertirse en todo un hito expositivo en nuestra región, ya que es la primera vez que se reúne el patrimonio artístico de los conventos castellano-manchegos. De esta forma el público que se acerque por la Ciudad de las Tras Culturas y decida recorrer los pasillos del Museo de Santa Cruz podrá apreciar la majestuosidad de 222 piezas llegadas de 51 conventos y 11 museos, así como de la Biblioteca Regional, el Archivo Histórico Nacional y colecciones privadas, conformado de esta forma un recorrido coherente que nos acerca y da a conocer un legado patrimonial de gran riqueza del Siglo de Oro español, hasta ahora profundamente desconocido. Lienzos, esculturas, libros, mobiliario, orfebrería, y vestimentas, nos acompañan durante las cinco áreas que componen esta exposición, marcando un recorrido claro desde el origen de las Órdenes Religiosas en nuestra región, hasta la devoción mariana como eje fundamental que conforma el rico patrimonio artístico de los conventos castellano-manchegos, sin olvidar aspectos tan importantes para comprender el arte de este período como son el retablo, el patrocinio y el mecenazgo.

Es de reseñar también el hecho de que gracias a esta exposición coordinada por Palma Martínez-Burgos García, doctora en Historia del Arte y profesora titular de la UCLM (Universidad de Castilla-La Mancha), se ha llevado a cabo un meritorio trabajo de investigación debido al trabajo realizado por un completo equipo de investigadores, a lo que se le ha de unir una concienzuda labor de recuperación y restauración de aproximadamente una tercera parte de las piezas de la exposición.

Pero por si todo lo anteriormente dicho no fuera suficiente para acudir a visitar esta exposición, no podemos olvidar el hecho de que el convento de La Merced de Herencia, en el año del 350 aniversario de su fundación, ha contribuido con dos importantes obras a tan magno evento, un cuadro de la Virgen con el Niño de importantes dimensiones, y un lienzo de Cristo Crucificado, restaurado para la ocasión.

FUENTES:  www.donquijotedelamancha2005.com

La Tribuna de Toledo (26/04/2006)