Mayo es el mes de la primavera por excelencia, y por ello es conocido como el mes de las flores. No obstante no se puede olvidar que también es el mes de la Virgen, y por tanto no nos ha de extrañar que durante estos días veamos, en las diferentes iglesias y ermitas de la localidad, a grupos de personas cantándole los tan populares, “mayos”, tradición de gran solera en nuestra región, pues no se ha de olvidar que la vecina localidad de Pedro Muñoz es conocida como la “cuna del mayo manchego”.

En Herencia son especialmente populares los cantos de “los mayos” a la Virgen de las Mercedes, así como también los dedicados a la Virgen de la Inmaculada, de los cuales reflejamos a continuación algunos ejemplos:

MAYOS A LA INMACULADA
(Letra: José María Ramírez)

Madre Inmaculada
en tu casa estamos
con mucha alegría
a cantarte mayos.

Del reino del cielo
eres tú la esencia
y la gran patrona
del pueblo de Herencia.

Concepción te llamas
con gran poderío
escucha a tus hijos
en mayo florido.

Tu iglesia es preciosa
bien se está quedando
los buenos artistas
la están restaurando.

Tú te lo mereces
patrona de Herencia
te aclaramos hoy
por señora y reina.

El pueblo de Herencia
tiene una virtud
que vive en la torre
el padre Jesús.

Cuando el sol alumbra
tu cara brillante
Madre Inmaculada
quisiera besarte.

Eres la más bella
y la más preciosa
y del mes de mayo
la flor más hermosa.

Todos te pedimos
todos te rogamos
salud y trabajo
a tus herencianos.

Ya nos despedimos
cuanto te adoramos
Madre Inmaculada
adiós que nos vamos.

MAYO A NTRA. SRA. DE LA MERCED
HERENCIA

(Letra: Paco García)

Parques y jardines
esperan dormidos
a que llegue mayo
su mes preferido.

El frondoso mayo
te ofrece sus flores
y los herencianos
nuestros corazones.

Virgen la Merced
Madre celestial
concede tu gracia
a nuestra ciudad.

Mayo generoso
de luz y colores
Reviste tu templo.
de preciosas flores.

Con tu hijo amado
Virgen tan querida
bendice a tu pueblo
que nunca te olvida.

Eres el modelo
de madre y esposa
humilde y callada
Virgen bondadosa.

En este convento
a tus pies rendidos
te imploramos Madre
por los afligidos.

Tus hijos ausentes
con gran devoción
te pedimos madre
paz y protección.

Antes de marcharnos
también te pedimos
que no solo en mayo
nos tengas unidos.

Virgen la Merced
luz de nuestras vidas
gozosos te damos
esta despedida.

Otra tradición de gran raigambre durante este mes es el tradicional besapiés de la Vvirgen que tiene lugar después de las celebraciones religiosas de la tarde y que congregan a multitud de herencianos y herencianas a las puertas tanto de la iglesia parroquial como de conventual.