Exmo. Sr. Alcalde,Portada libro
Dignas autoridades religiosas y civiles,
Hermanos mercedarios y mercedarias, Miembros de la Venerable Orden Tercera de la Merced,
Queridos herencianos y herencianas,
Amigos todos, que habéis tenido a bien el querer acompañarnos esta mañana en la que vamos a dar luz pública al libro “Ntra. Sra. de las Mercedes y Herencia. Imágenes, tradición y Devoción”.
El primer vocablo quiere ser un sentido “gracias”, gracias hacia vuestras personas, agradecimiento por vuestra presencia hoy aquí. Gratitud que no solo es mía, si no también de Claro-Manuel, autor, juntamente conmigo del libro que vamos a presentar, y que ha preferido cederme la palabra para que sea yo –en nombre de los dos- quien os muestre el contenido del texto, os encauce hacia su lectura y os adentre en el apasionante mundo del repaso de sus páginas y del disfrute de sus numerosas y curiosas ilustraciones, en las que fotografías del ayer, teñidas de sepia, o del hoy, revestidas de luz y color, rememoran y repasan la estrecha vinculación existente entre la villa de Herencia y su querida Virgen de las Mercedes.
La génesis de nuestro trabajo surgió en el año 2004, cuando la Junta Permanente de Hermandades de Semana Santa nos ofertó la posibilidad de editar un folleto de 28 páginas referidas a la Virgen de las Mercedes en Herencia. Dicha propuesta fue muy bien recibida por el Área de Cultura del Ayuntamiento, desde la que recibimos en todo momento aliento y apoyo en nuestra tarea. Ambos organismos –Junta de Hermandades y Ayuntamiento- se pusieron en contacto con la Excelentísima Diputación de Ciudad Real que es la que ha editado cuidadosamente el volumen que os queremos presentar y ofertar. De las pretendidas 28 páginas iniciales hemos llegado a las 225 actuales. Son muchas las horas de callado trabajo y de investigación las que, Claro-Manuel y un servidor, hemos pasado indagando, averiguando, rastreando pesquisas…en una exhaustiva investigación documental y artística, que en ocasiones alcanzó tintes detectivescos, valgan como ejemplos el hallazgo del desconocido paradero de la imagen del Niño Jesús que portaba la primitiva imagen de la Virgen de las Mercedes, hoy en una colección particular de Madrid, o la influencia de notables grabados de Paris, del siglo XVII, en la hechura y decoración de la talla del fundador San Pedro Nolasco. Han sido, sin duda, momentos intensamente vividos, de gozosos descubrimientos, que ahora –a través de nuestro libro- queremos compartir y disfrutar con todos vosotros.
Sin duda, hemos logrado un libro multidisciplinar, hemos dado cabida en el mismo a aspectos históricos, religiosos, artísticos, antropológicos, costumbristas, sociológicos, literarios, musicales…todos ellos se dan cita para confabular y manifestar la estrecha vinculación existente entre Herencia y La Merced, entre La Merced y Herencia, demostrando que forman ambas un todo, único, inseparable e indisoluble. Existe en Herencia un ciclo de la vida impregnado de Merced. Desde el momento de venir al mundo, en que se impone el escapulario mercedario a los recién nacidos o se les bautiza con el nombre de Mercedes –para ellas- o de mercenario (mercedario) –para ellos-, hasta el deceso en que son amortajados con el blanco hábito de la Merced o adornan sus tumbas con imágenes de la Virgen, concurren toda una serie de jalones que van configurando el alma herenciana a semejanza y manera de la mercedaria: el hecho de presentar los niños a la Virgen; el canto de “los mayos” en el acalorado mes de las flores, donde mozos y mozas se dan cita a las puertas del convento, con el pretexto de ir a besar el pie a la imagen en su camarín, pretendientes en noches de galanteo y galanura que entrecruzan miradas y prenden corazones; el hecho de ofrecer el ramo de novia a la Virgen e inmortalizar fotográficamente para siempre su figura, junto a los recién casados, el día tan señalado como es el de una boda; la entronización de las imágenes en los hogares de todo el pueblo, enmarcando y colgando bellos cuadros de la Virgen en los muros de sus casas y habitaciones; el recibir en los domicilios esas pequeñas capillas de visita domiciliaria acogiendo bellas imágenes que corresponden al canon iconográfico de la antigua Virgen mercedaria; el decorar las fachadas con artísticas rejas provistas del escudo mercedario, lo mismo que coronar los toldos de los típicos patios manchegos del pueblo con el citado escudo, o adornar característicos rincones con baldosas y cerámicas de la Merced; el dedicarle la Feria y Fiestas Mayores de la población, con la magna procesión de cada 24 de septiembre…Coronada por el obispo, nombrada Alcaldesa Honorífica por nuestro alcalde…es, sin duda, la Madre que atrae corazones, la Reina que atrapa al pueblo entero entorno a la hermosura de su figura, gallarda y bien plantada. Os puedo asegurar que rastreando el mapa peninsular, tras las numerosas ciudades y pueblos que invocan y veneran a la Virgen de las Mercedes, con pocos lugares me he topado que igualen a Herencia en identidad mercedaria, aquí la Merced es hálito y aliento, es pasión y devoción, es parte del ser y quehacer diario de un pueblo, honrado y trabajador, que hunde sus raíces en sanas tradiciones y en ancestral costumbrismo.
Ante la desaforada globalización que nos circunda, creo que es hora de reivindicar lo nuestro, de reafirmar nuestras raíces, de consolidar nuestros orígenes, de rescatar nuestro pasado y de ser fieles al legado de nuestros mayores. Es lo que hemos pretendido al redactar el libro que ahora os ofrecemos. Lo queremos presentar en el marco celebrativo y conmemorativo del 350 aniversario de la fundación de este “Real Convento” tal y como aparece nominado en antiguos documentos, ya que se trata, como bien sabéis, de una fundación de Don Juan-José de Austria, hijo del rey Felipe IV, habido en sus relaciones amorosas con María Calderón.
¡Herencianos!, ¡herencianas!, no deis la espalda a vuestro pasado, no renunciéis a lo que siempre fue vuestro, continuad siempre floreciendo como hombres y mujeres de Merced, seguid siendo embajadores de vuestro pueblo y de vuestra Virgen allá donde os encontréis. Ella os pertenece por derecho propio.
No era mi intención desvelar en estos momentos el contenido íntegro del libro, eso lo dejo para vuestro asombro – y espero que disfrute personal -, ni desearía tampoco alargarme en esta pequeña intervención, más bien al contrario. Quisiera ahora dejar la palabra y dar paso a la imagen y al sonido. Os quiero presentar un montaje a base de fotografías y secuencias musicales. Sus autores son Francis y Miguel Ángel, novicios mercedarios, esos dos renuevos de olivo que acaban de reverdecer en el centenario tronco del convento de Herencia. Con su sabia joven os dejo.
En nombre de Claro-Manuel, y en el mío propio: ¡muchas gracias a todos!

Palabras pronunciadas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Herencia (Ciudad Real), el sábado 23 de septiembre de 2006, víspera de la festividad de la Virgen de las Mercedes por Mario ALONSO AGUADO, O. de M. (miembro de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Histórica s de Toledo.)
- patrocinador -
  • Heriberto Lagos,O. de M.

    Querido P. Mario Alonso Aguado: Con su denso y enriquecedor discurso de presentación de la polifacética Historia de nuestra Madre de las Mercedes de Herencia, se me ha abierto el apetito para poder disfrutar de su lectura.Padre Mario,lo felicito de todo corazón y agradezco esas entusiastas páginas que respiran amor a María de la Merced y a la muy noble ciudad que la cobija. Un cordial y mercedario saludo. P. Heriberto Lagos,mercedario. San Felipe (Chile).

  • Fr. Pablo Ordoñe Borges

    Querido Mario, desde Argentina, en el cono sur de la Merced comparto contigo el gozo y la esperanza de ver nacer un proyecto comunicacional para compartir el tesoro que hemos recibido gratuitamente del Señor. Nuestra Santísima Madre selle a fuego nuestro corazón para que todo lo que hagamos en bien de los hombres tenga “sabor” a María. Un cálido abrazo. Tu hermano y amigo. Fr. Pablo Ordoñe Borges

  • Que hermosa merced, nos ofreces en estas palabras. Qué animo y que alegría nos transmites. La noche en la que escribimos esto es muy especial para los mercedarios de Córdoba. Mañana al alba, saldra por nuestras calles en Rosario de Aurora la imagen de Ntra. Sra. de la Merced. La alegría de saber que la Virgen pasara frente a nuestras puertas nos hace que enlagamenos nuestros balcones y embellezcamos nuestra calle. Desde muy temprano hoy TODOS los vecinos de mi calle han limpiado y preparado a conciencia sus puertas. La Merced nos ofrenda con la alegria del trabajo en comun. La Merced nos ha devueto la fe, la toleracia y el respeto mutuo en unos tiempos donde no es facil encontrarlo. Pero La Merced sabe como conducirnos a ello, como con vuestro libro que ya pronto esperamos difrutar. Un fuerte abrazo a Ti y a toda la Familia Mercedaria. Y como decimos en nuestra hermandad. ¡Hasta el Final Contigo, Madre Mía!

  • gallego-nicasio mreno-opo pedro

    que recuerdos metrae la merced de cuando yo de niño con 7 años cuidaba una manada de chirrios en la casa del cerro con frai mi
    guel y frai dositeo y el padre serafin
    me gustaria hacerme con ese libro marabilloso pero nose como

  • Carmen

    Creo que ha sido realmente un trabajo de investigación serio y digno, tanto desde el punto de vista histórico como teológico. Así que mis felicitaciones para los dos autores: Mario y Claro.

  • Maria Teresa Mogollo

    Me ha encantado pues soy muy muy mercedaria y amo mucho a la Virgen. Tu artículo es encantador. Gracias por enviarmelo
    Maite

  • Mª Teresa Ruiz

    Querido Padre Mario. Me ha gustado mucho este enriquecedor libro sobre la historia mercedaria. Gracias a usted y a Claro M. Fernández-Caballero, por su realización.
    Mª Teresa

  • Maria Amparo Meyzan Briceño

    Le felicito por mostrar un acercamiento a la devoción de Nuestra Sra de la Merced, que como advocación representa a la Madre de Cristo, Madre y protectora nuestra.-

  • francisco enrique lazo jimenez

    me parece interesante el contenido del libro y felicidades. como lo consigo, soy de mexico.
    gracias