El mes pasado, aprovenchando la noche, unos ladrones forzaron las puertas de entrada del templo parroquial y accedieron a su interior. Una vez en el templo forzaron los tres lampadarios eléctricos, la urna de limosnas de la Capilla de la Inmaculada Concepción y del retablo de la Virgen del Carmen; además forzaron otros cepillos que no pudieron abrir. Por la puerta del altar entraron en la Sacristía donde se llevaron sobres destinados a ayudar a la Parroquia y forzaron la cajonería sacando los cajones de sus armarios del que se llevaron el cassette utilizado en las celebraciones.Las puertas de la iglesia están abiertas para todo el mundo, aunque algunos se lo han tomado al pie de la letra. Nadie vio ni escuchó nada, hasta que, a primera hora de la mañana, los sacerdotes y alguna persona más vieron la Iglesia abierta. El robo fue denunciado a la Guardia Civil. Además, esa misma noche se produjeron otros robos en la ermita de la Virgen de la Cabeza y en la de San Isidro de Herencia y en la Parroquia de Puerto Lápice. Días antes también se produjeron robos en la Parroquia de Santa María de Daimiel y en el Santuario de la Virgen de las Cruces.

Fuente: iglesiamanchanorte.com/herencia