El grupo canario Montebalito, que en los últimos meses ha venido derivando su actividad hacia las energías renovables en detrimento del área inmobiliaria, ultima las negociaciones para traspasar tres parques fotovoltaicos ya instalados en Castilla-La Mancha al grupo asegurador AIG. La operación está valorada en unos cien millones de euros.

Los parques que se van a traspasar están ubicados en las localidades de Abenójar y Herencia (Ciudad Real), y Bargas, en Toledo.

Los tres parques que se venden están participados al cincuenta por ciento por Montebalito y Caixa Catalunya y suman unos quince megawatios de potencia instalada, una tercera parte de los activos fotovoltaicos que Montebalito tiene funcionando o en fase de promoción.

Los tres parques se encuentran dentro los cincuenta mayores que se han desarrollado en el mundo en los últimos meses. Concretamente, el parque fotovoltaico de Herencia cuenta con una potencia de 4,4 MW, el parque de Abenójar tiene 5,4 MW y 5 MW el de Bargas. A mediados de octubre del pasado año, la empresa canaria sufrió una fuerte volatilidad en bolsa. La comisión Nacional del Mercado de Valores, le pidió información sobre posibles desinversiones en el área de energías renovables. La sociedad perdió en el primer trimestre 8,75 millones, frente a unas ganancias de 1,399 millones en el ejercicio anterior.

Montebalito ha tenido un año movido. En enero se nombró a José María Barredas como presidente, en sustitución de Germán Ramajo, quién presento su dimisión en diciembre.

Tras esta venta, Montebalito conserva otras promociones fotovoltaicas en Jaén, Zamora, Navarra y Canarias, que suman 30 MW.

Fuente: www.eldigitacastillalamancha.es

- patrocinador -Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp
Nuestro número móvil es (+34) 744 40 30 11, añádelo a tus contactos para recibir bien nuestros mensajes.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.