Las Viviendas de Iniciativa Público-Privadas (VIPP) contempladas en el Plan por la Vivienda de Castilla-La Mancha que se firmará el próximo lunes atenderán la demanda existente en aquellos municipios de la región donde hoy existen 100 o más personas inscritas en el Registro de Demandantes de Vivienda Pública, y que suman un total de 39 localidades de las cinco provincias de la Comunidad Autónoma.Así lo avanzó hoy el vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, quien destacó en este sentido que los jóvenes serán los más beneficiados con esta medida, ya que prácticamente el 75 por ciento de las 47.000 personas inscritas en este Registro de Demandantes pertenecen a esta franja de edad.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, el portavoz regional indicó que con este Plan el presidente Barreda da respuesta a las dos mayores preocupaciones que tiene los ciudadanos: el acceso a la vivienda pero también el empleo, ya que permitirá la reactivación del sector de la construcción.

Es razonable que un Gobierno responsable dé respuesta a las preocupaciones de la sociedad”, agregó Lamata, quien se mostró extrañado y sorprendido porque desde el Partido Popular se critique este Plan, que además cuenta con el respaldo de toda la sociedad civil “que trabaja y desarrolla proyectos en Castilla-La Mancha”.

El Consejo de la Juventud, la Federación de Municipios y Provincias, las empresas relacionadas con el sector de la construcción y las instituciones financieras, avalarán con su presencia el acto de firma de este Plan, avanzó Lamata.

Municipios en los que se centra la actividad del Pacto
En la provincia de Ciudad Real, están inscritos en el Registro de demandantes en Ciudad Real (2.844), Puertollano (907), Alcázar de San Juan (715), Tomelloso (300), Manzanares (180), Valdepeñas (159), Campo de Criptana (156), Herencia (126), Bolaños de Calatrava (108), Socuellamos (105) y Pedro Muñoz (100).

Dentro de la provincia de Albacete, los municipios con más de 100 demandantes en el Registro regional y, por ello, en los que por el momento se prevé la construcción de VIPP son Albacete capital (6.565 demandantes), Villarrobledo (363), Hellín (360), Balazote (190), La Roda (189), Almansa (161) y Pozo Cañada (111).

Por lo que respecta a la provincia de Cuenca, hay demandantes en la capital (3.467) y en Tarancón (717).

En Guadalajara aparecen inscritos en el Registro en la capital (8.968), en Azuqueca de Henares (995), en Alovera (280), en Sigüenza (212), Marchamalo (183), Cabanillas del Campo (128), Yunquera de Henares (112) y El Casar (100).

Y, por último, en la provincia de Toledo hay demandantes en la capital (6.137), en Talavera de la Reina (5.071), Illescas (907), Alameda de la Sagra (173), Mocejón (173), Burguillos de Toledo (138), Yuncos (138), Mora (134), Casarrubios del Monte (118), Bargas (114) y en Quintanar de la Orden (100).

Fuente: miciudadreal.es