El sentir general de todos los castellano-manchegos es que ya era hora de que las comunicaciones e infraestructuras mejorarán para nuestra Región.

Hace pocos días que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, hizo pública la presentación de la puesta en marcha de las nuevas autovías, que comenzarán su construcción a principios de 2010 y finalizarán para el 2014, uniendo Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara.

La nueva autovía denominada Transmanchega supondrá una inversión de más de 600 millones de euros y contará con más de 130 kilómetros dando servicio de forma directa a casi 400.000 personas.

Esta nueva infraestructura partirá de la actual A-43 desde Daimiel, y atravesará un total de 33 municipios de la región, Ciudad Real, Daimiel, Puerto Lápice, Herencia, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana; los municipios toledanos Villafranca de los Caballeros, Quintanar de la Orden, Madridejos, El Toboso, Villa de don Fadrique, y los conquenses Alcázar del Rey, Villamayor de Santiago, Carrascosa del Campo, Cuenca, Mota del Cuervo o Tarancón y Guadalajara, entre otros.

Esta nueva construcción supondrá una mejora de la comunicaciones directas entre Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara con el apoyo de la A-40 y la Autovía de La Alcarria, siendo este el sexto eje regional de alta capacidad junto con la reciente Autovía de los Viñedos, autovías de la Sagra y del IV Centenario, y las de Cuenca-Albacete y Toledo, aún en proyecto.

La noticia no ha dejado indiferente a nadie siendo muchos los alcaldes, empresarios y ciudadanos en general los que se han mostrado entusiasmados por esta nueva autovía y la cantidad de posibilidades que aportarán a todos los municipios que la tendrán cerca.

La Tribuna de Ciudad Real ha querido conocer la opinión de 19 ciudadrealeños sobre si creen que la autovía Transmanchega solucionará totalmente el problema de comunicaciones terrestres en la provincia y en la región.

Prácticamente la totalidad de los consultados señalan lo positivo que resulta este proyecto y lo que puede beneficiar a los ciudadanos castellano-manchegos. Entre los argumentos que han expuesto sobresale que cuantas más infraestructuras se construyan, mejor será para las comunicaciones terrestres. Creen que de esta manera el tráfico será más fluido. Además, alguno de los encuestados advierte de que ya era hora de que se construyeran infraestructuras de este tipo pues destacan que algunas de las carreteras no están en el mejor estado. Expresiones como «ya era hora» o «es hora de que levantemos el vuelo» denota que hay ciudadanos que tienen la sensación de quizá esta zona haya estado algo olvidada en la construcción de infraestructuras.

Sin embargo, también hay quien opina que hay otras cuestiones más importantes, como centrarse en autovías que articulen Toledo con el resto de la región u otras de mayor movimiento.

Desde Herencia.net animamos también a nuestros políticos a no dejar de lado otras infraestructuras también muy necesarias en la nueva era de la comunicación y la tecnología, y es que precisamente no estamos muy avanzados en nuestra Región en lo que a telecomunicaciones se refiere, siendo importante motivar y potenciar la inversión en redes de comunicación informática que mejoren nuestra conexión con el resto de España y el mundo.