plano-semivariante-herencia-y-campo-de-criptanaEn su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda, se ha dado luz verde a la construcción de nuevas infraestructuras viarias de conexión de la Autovía de los Viñedos con la carretera CM-420. En concreto se trata de las variantes de las poblaciones de Campo de Criptana y Herencia (Ciudad Real) que contarán con un presupuesto conjunto de más de 11 millones de euros.

En el caso de la variante de Campo de Criptana se trata de un tramo de 11,1 kilómetros y el de Herencia tendrá 4,2 kilómetros. Estas actuaciones redundarán en beneficio de los usuarios de la carretera y los habitantes de estas poblaciones reduciendo los costes del transporte, los tiempos de recorrido y mejorando la seguridad y la accesibilidad.

La construcción de estas dos semivariantes va a ser posible gracias a la entrada en servicio de la Autovía de los Viñedos, la CM-42, que ha abierto nuevas rutas alternativas a las tradicionales en la comarca de La Mancha, y a la asunción por parte de la Junta de Comunidades de la titularidad sobre el tramo Daimiel-Mota del Cuervo de la antigua carretera nacional N-420, denominada en la actualidad CM-420.

El tramo de esta carretera comprendido entre Herencia y Campo de Criptana tiene unos veinticinco kilómetros de longitud, incluidos los de la circunvalación de Alcázar de San Juan, y cada día seis mil vehículos, novecientos de ellos camiones y autobuses, se ven obligados a atravesar los cascos urbanos de estas poblaciones, con las consiguientes molestias y riesgos para vecinos y conductores.

Lo que se conseguirá con las dos semivariantes proyectadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha es que los vehículos dispongan de un trazado alternativo a través de la Autovía de los Viñedos y eviten las tres poblaciones citadas.

Para ello se construirán dos ramales que derivarán el tráfico de la CM-420 hacia la autovía. El primero de estos desvíos, de 4,2 kilómetros de longitud, conducirá a los vehículos procedentes de Puerto Lápice en dirección noreste hasta conectar con la A-42, con lo que evitarán la actual travesía de Herencia.

El trazado alternativo a la actual CM-420 proseguirá por la Autovía de los Viñedos en dirección Tomelloso. Unos kilómetros más allá de salidas de Alcázar de San Juan, al sur de Campo de Criptana, partirá el segundo de los ramales, de algo más de once kilómetros de longitud, que devolverá a los vehículos a la carretera actual, cerca ya de Pedro Muñoz.

Estas dos nuevas semivariantes que construirá el Ejecutivo regional tendrán una anchura total de diez metros, divididos en dos carriles de tres metros y medio de ancho en cada sentido y arcenes de metro y medio. El firme estará formado por varias capas asfálticas que se extenderán sobre zahorras artificiales.

Los desvíos desde la CM-420 hacia los ramales y los cruces de éstos con las  carreteras ya existentes se solucionarán con siete glorietas. Además, la semivariante de Campo de Criptana contará con dos pasos elevados, uno de ellos sobre las vías del ferrocarril.

La construcción de estas dos semivariantes, que entrarán en servicio en 2011, se suma a los seis millones que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha previsto invertir en el refuerzo del firme y la mejora del tramo Daimiel-Puerto Lápice de la CM-420. Estas obras se licitaron hace unas semanas y están pendientes de adjudicar.

consejo-de-gobierno-clmAsimismo, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado hoy la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de ‘Conjunto Histórico’, las Minas de Almadén (Ciudad Real), el mayor yacimiento de mercurio del planeta y un exponente de arqueología industrial de gran magnitud, que aspira a ostentar el título de Patrimonio de la Humanidad.

Esta declaración se produce más de medio año antes de que la UNESCO se pronuncie sobre la candidatura de Minas de Almadén, a la que concurre a través del itinerario cultural ‘Binomio mercurio-plata en el camino intercontinental’ junto con Idria (Eslovenia) y San Luis de Potosí (México).

El conjunto minero de esta localidad ciudadrealeña ha superado así un trámite imprescindible para aspirar a la declaración de la UNESCO con todas las bendiciones. El expediente fue incoado hace algo más de un año, a finales de octubre de 2007, y se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha un mes más tarde.

Por otra parte, el Consejo también ha aprobado un convenio de colaboración entre el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte y el Gobierno regional, para la financiación de plazas públicas en Educación Infantil.

Por último, el Consejo de Gobierno fue informado de un estudio sobre la situación socioeconómica de los jóvenes de Castilla-La Mancha que próximamente será presentado por el director del Instituto de la Juventud, Francisco Javier Gallego.

Vía: www.oretania.es y www.jccm.es