hayas-en-contraluz-paisaje-de-m-f-caballero-1El pintor, natural de Herencia (Ciudad Real), Manuel Fernández Caballero expondrá su obra en la Galería de Arte, Costa de Diego, situada en la calle Manuel Pedregal de Oviedo (Asturias), desde el 5 al 23 de mayo, en horario de Lunes a sábado de 18:00 a 21:00 horas.

Mª Sol G. Moreno, de la Revista Crítica de Arte, define así la obra de Manuel Fernández-Caballero:

“Cuando uno contempla la pintura de Manuel Fernández-Caballero percibe a través de todos los sentidos: con la vista, el olfato y el oído percibe el paisaje, el olor de las flores, el susurro de la leve brisa cuando balancea los tallos con movimientos acompasados.

El pintor ejecuta los paisajes con gran maestría; estudia las composiciones, la organización espacial y la perspectiva. Sin embargo, lo que le preocupa especialmente es la luz, una luz que cambia a lo largo del día y modifica los efectos de luces y sombras, una luz primaveral u otoñal, potente cuando es de día, tamizada cuando hay nubes y refulgente al atardecer.

La paleta cromática que emplea Caballero se compone esencialmente de amarillos, verdes, rojos y violetas, con una amplia gama de tonos complementarios y suplementarios; y es que este artista conoce y domina el mundo cromático, sabe cómo hacer resaltar cada color por medio de su complementario, algo que ya demostró Delacroix y más tarde los Impresionistas.

paisaje-de-ensueno-m-f-caballero-11

Pero el arte de Fernández Caballero no sólo es luz y color, también es dinamismo y atmósfera, a la vez que sentimiento y percepción íntima; este pintor conoce todos los secretos de la naturaleza, su belleza, su ambiente y entorno, su fuerza regenerativa, su sentido poético…, es una naturaleza en estado salvaje, de zonas campestres, efímera y al mismo tiempo cíclica, indefensa ante la intemperie y olas inclemencias del tiempo, cambiante y sensible, pero eterna.

El artista con una pincelada impresionista (pequeña, suelta y segura), realiza unos excepcionales paisajes que asemejan paraísos terrenales. Parece que después de todo, el Paraíso no está tan lejos”.