lavorvaliaNemesio de Lara, presidente de la Diputación Provincial, ha mostrado su satisfacción plena tras visitar la vivienda tutelada en la que conviven cinco jóvenes con discapacidad, que provienen del ámbito rural, y que en la actualidad se encuentran trabajando en Ciudad Real dentro del plan de empleo protegido.

El programa de vivienda tutelada se desarrolla a través de la asociación Laborvalía, impulsada por la institución provincial, y cuenta con el apoyo de la Consejería de Salud y Bienestar Social. “Este servicio permite que estos chicos puedan hacer una vida normal en este piso y no verse sometidos a tener que desplazarse diariamente a la residencia familiar”, indica el presidente de la Diputación.

De Lara pone de manifiesto que se trata de un convenio armónico con el que se consiguen varios objetivos. “Desde conciliar su vida laboral y personal, en tanto que viven en el mismo lugar en el que trabajan; hasta alcanzar un nivel de emancipación interesante, que tiene un carácter netamente educativo y pedagógico, ya que se marcan unas pautas de conducta de líneas convivenciales, de autoayuda, que emergen con mucha más facilidad cuando se produce esa desconexión física de la realidad familiar”.

Cinco son los jóvenes que en la actualidad conviven en esta vivienda tutelada: Juan Carlos, de Malagón; Ángel, de Fuente El Fresno; Luis Manuel, de Bolaños; José María, de Herencia, y Cipriano, de Calzada de Calatrava. Todos ellos se encuentran a gusto en esta nueva situación que les permite llevar a cabo una vida normal, compatibilizando su trabajo y su residencia en la misma ciudad. De otro modo, tendrían que depender de sus familias para trasladarse diariamente a su puesto laboral o, en el peor de los casos, renunciar a una vida laboral y a su integración social.
El seguimiento de los chicos e incluso el de la propia vivienda se sostiene con la intervención de tres educadores que están permanentemente con ellos. Al respecto, Nemesio de Lara considera imprescindible esta ayuda profesional dentro de la casa, que tiene entro otros cometidos “la misión de despertar habilidades nuevas y desarrollar instrumentos y rudimentos de comportamiento muy similares a los que se pueden producir en cualquier otro lugar, y que ellos, por un posible nivel de hiperproteccionismo de las madres, padres y hermanos, no habían desarrollado con antelación”.

Nemesio de Lara, que estuvo acompañado en su visita del vicepresidente responsable del Área Social, Ángel Caballero, mostró finalmente su satisfacción por la puesta en marcha de esta casa tutelada, comprobando que los chicos también se sentían plenamente contentos, y que llevan una vida normal como si se tratase de cualquier otra vivienda donde residen jóvenes de distintos ámbitos y procedencias.

Vía: dipucr.com

DEJAR UNA RESPUESTA