ROTA EL LIDERATO

Tomás Roncero | 27/09/2009.   Vía: as.com

Pueblo sabio. Asistí al Pleno al 15 liguero (cinco victorias consecutivas) en la sede de la peña de mi amado pueblo, Herencia. Un local coqueto sufragado con los 20 euros anuales de la cuota de los socios y una pantalla más grande que el Fondo Sur del Bernabéu. Las fiestas de La Merced ayudaron a una presencia masiva, con 200 paisanos de piel tostada por el sol de la vendimia y corazón muy blanco. “Tomás, no me convence el equipo que saca Pellegrini. ¡Si quiere reservar a Kaká tendrá que salir Guti! ¡Así no mandaremos en el juego!”. El vidente es Ramón Jiménez, veterano de frente recia cuya cara cambió tras el descanso: “Ahora sí. Con Kaká y Guti les meteremos tres o cuatro”. Herenciano vidente y sabio.

El 7. El personal se enfadó tras la primera parte. El Tenerife gustó y mandó. Enorme Oltra y espléndida actitud de su equipo. Hasta Muñiz y su gomina echaron una mano no expulsando a Drenthe, que hizo una entrada violenta a Bertrán. La peña echaba humo porque su equipo ni chicha ni limoná. Raúl falla solo ante Aragoneses y sale el eterno debate sobre el capitán. Algunos discuten, pero mi amigo Agustín El Apimpanado sale al quite con humor. “Si hay un portero en Italia que ha jugado con 67 años, ¿por qué os empeñáis en jubilarle si sólo tiene 32?”.

Míster, escucha. Lo que ya provocó una sublevación general fue lo del cambio de Cristiano. Doy fe de que cuando el portugués se sacó de la chistera la jugada del año que le hubiera dado el Balón de Oro si no es por una mano prodigiosa del arquero tinerfeño, la peña casi se viene abajo por la emoción de una acción tan hermosa. Pero las alabanzas se volvieron lanzas y dardos hacia Pellegrini cuando lo cambió a falta de once minutos. Lo ha hecho en los tres partidos del Bernabéu y el chico está mosca de verdad. José Mutito, otro clásico del pueblo que lleva al Madrid grabado en el pecho, me dice: “¿Da descanso a Cristiano con ese cuerpo?”.

Viva el arte. Al menos, Pellegrini demostró ser sabio porque supo rectificar. Sacó a la cuadrilla del arte (Kaká & Guti) y todo cambió. El brasileño da una quinta velocidad al equipo y encima posee un tomahawk escondido en sus botas de seda. El 3-0 no fue un gol, fue una ejecución. Y Guti, siempre Guti, está en un estado de nirvana que ojalá no se acabe nunca. Con su nueva camiseta me recuerda a El Mangas, Luis Molowny. Guti levanta la vista, pone la pelota donde corresponde y disfruta de su nueva vida. Ya no es la eterna promesa, es una bendita realidad. Bueno para el Madrid

Madrid 2016. Hoy se celebra en la capital el Día de la Corazonada. Sueño con que nos den los Juegos en Copenhague. Pero tengo otra más. El Madrid ganará la Liga y la Champions y Cristiano la Bota de Oro. El día que el Madrid juegue bien se pararán las competiciones para ponerle alfombra roja ¡Líderes!

Tomás Roncero | 27/09/2009. Vía: as.com