Las obras de restauración que se están realizando en la parroquia de Herencia desde principios de 2009 finalizarán en las próximas semanas. El proyecto ha sido subvencionado por la Junta, con 280.000 euros, y por el Obispado, con 187.000 euros.

latribunadeciudadreal.net

Después de más de dos siglos de vida, como testigo mudo de la historia de esta provincia, los cimientos de la iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción de Herencia se vieron afectados por el terremoto de agosto de 2007 (con epicentro en Pedro Muñoz y de grado 5,1 en la escala Richter). Esto venía a sumarse a los efectos devastadores del tiempo sobre el edificio, que afectaban especialmente a su estructura, más concretamente a la cubierta, sobre todo en la zona de la bóveda de piedra. En estas condiciones, la restauración del edificio se hacía obligada, y ahora, para poder ver los resultados de esa restauración sólo faltan algunas semanas.

Las obras comenzaron el año pasado y se inscriben dentro de las actuaciones comprometidas en el convenio marco de colaboración entre la Iglesia Católica y el Ejecutivo regional. En virtud de este acuerdo, la comisión mixta en la que están representadas ambas instituciones acordó que la Consejería de Cultura, Turismo y Artesanía sufragaría el 60% de las obras, es decir, 280.000 euros, mientras que el Obispado de Ciudad Real correría con el 40% restante de la inversión, 187.000 euros, hasta completar el presupuesto, que asciende a un total de 467.000 euros.
Cabe destacar además que la rehabilitación integral de este templo, que forma parte del patrimonio religioso, se han venido llevando a cabo siguiendo las características técnicas y directrices emanadas del proyecto de rehabilitación del inmueble, que en septiembre de 2008 la parroquia encargó al arquitecto Francisco Javier García Simal y que en febrero de 2009 fue visado por la Demarcación de Ciudad Real del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha.

El edificio.

La iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción está ubicada en el centro del casco urbano de la localidad de Herencia, concretamente en la plaza de España, tratándose del edificio de referencia en altura de dicha población manchega.
El templo ocupa una manzana completa y se emplaza lateralmente tanto hacia la mencionada plaza como a la calle de la iglesia y, por su cabecera, con el arranque de la calle Mesones.

La actual iglesia parroquial muy posiblemente está edificada sobre un templo anterior más pequeño. Una primitiva iglesia que fue servida por religiosos de Santa María del Monte, casa matriz de la antigua Orden de San Juan.
Algunas fuentes historiográficas apuntan a que la posible fecha de arranque de construcción de la actual edificación se situaría en la primera mitad del siglo XVII, si bien se desconoce con total exactitud la fecha de comienzo de la edificación, así como el nombre del constructor o arquitecto que realizó las trazas.

En cambio, sí existe documentación escrita que permite afirmar sin ningún género de dudas que el edificio se termina de levantar en el siglo XVIII, concretamente en 1713, año en el que asimismo se abre al culto católico.

La Inmaculada Concepción es una iglesia en cruz latina, de una sola nave, que está recorrida por bóveda de cañón con lunetos, sin crucero y un coro a los pies, con una capilla en su lado norte. En su opuesto lado sur se accede por el bajo-coro a dicho coro y a la única torre que posee, levantada en la esquina sudoeste y exterior de los pies del edificio.
La nave principal está orientada en la dirección Este-Oeste, en tanto que la planta presenta una cabecera presbiteral, cubierta por la misma bóveda de cañón nervada y con lunetos. En ella se emplaza el retablo mayor, de estilo barroco, que incluye una imagen de la Virgen Inmaculada Concepción, que es obra del escultor Gutiérrez Vázquez.

El templo tiene tres entradas, dos por las fachadas laterales, hallándose la portada principal a los pies, al Oeste, con coro y sotacoro. El coro está creado por unos arcos rebajados apoyados sobre pilares de piedra. La cubierta de la nave se concibió como cubierta a dos aguas en teja curva árabe sobre renovado tablero de bardos, alzándose al exterior sobre una cornisa labrada de piedra. La torre, de planta cuadrada, consta de tres cuerpos y aparece anclada a los pies de la iglesia, en el extremo sur del hastial del poniente.

Deterioro de la cubierta.

El motivo de elaborar con prontitud el proyecto de rehabilitación de la parroquia y acometerlo a continuación se justifica porque se detectó que la cubierta estaba en un estado peligroso, sobre todo en la parte de la bóveda, con una estructura apuntalada sobre la bóveda de piedra, justo en su centro. Esto ocasionaba que dicha bóveda aumentara sus empujes laterales, provocando la inestabilidad y verticalidad de los muros portantes, además de existir indudable peligro de caídas de trozos de dicha bóveda al interior de la nave.
Tras la inspección ocular llevada a cabo por los técnicos de manera directa en todo el templo se apreció que, estructuralmente y en términos generales, las condiciones que presentaba el edificio eran deficientes y estaban originadas por la mala respuesta de la estructura de la cubierta que en actuaciones arquitectónicas recientes intentaron que la bóveda colaborase en la sustentación de la techumbre.

Entre las patologías detectadas y reflejadas en el proyecto de actuación sobre el edificio figuran las grietas y fisuras de considerable importancia que recorren la bóveda en toda su longitud, así como las que estaban también presentes entre los arcos de la bóveda y los paños de la misma.
Asimismo, era importante la presencia de humedades que ya habían llegado a la bóveda y lo más preocupante de todo en aquel momento era el estado de la cubierta.

Por si fuera poco, el terremoto que se dejó sentir en esta región, el 12 de agosto de 2007 ocasionó importantes daños en la parroquia y acrecentó aún más las tipologías detectadas.

Actuaciones urgentes.

Vista la situación, la comisión mixta celebrada en julio de 2008 aprobó la intervención en el templo según el proyecto de rehabilitación firmado por el arquitecto Francisco Javier García Simal, que consideró necesaria la ejecución de diversas actuaciones que se han venido ejecutando al detalle desde el comienzo de las obras el año pasado.
Entre éstas se hallan la reparación y rehabilitación de la cubierta y su estructura de la nave principal, incluida la consolidación de la cornisa y demás elementos estructurales; la reparación y rehabilitación de la torre, con consolidación de la piedra de la cornisa, recercados de huecos y reposición de los peldaños de la escalera que da accesos a ella y a la nave; y, por último, la limpieza y protección general de las fachadas, con reposición de revocos y piedras, repicados de morteros sobre la piedra original y consolidación de ellos.

A estas intervenciones hay que añadir además la limpieza integral de la zona superior de la bóveda por existir restos y excrementos animales, principalmente de palomas.

vía: latribunadeciudadreal.net

Las obras de restauración que se están realizando en la parroquia de Herencia desde principios de 2009 finalizarán en las próximas semanas. El proyecto ha sido subvencionado por la Junta, con 280.000 euros, y por el Obispado, con 187.000 euros

Andamios en el interior del templo para mantener la estructura
latribunadeciudadreal.net
latribunadeciudadreal.net

Después de más de dos siglos de vida, como testigo mudo de la historia de esta provincia, los cimientos de la iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción de Herencia se vieron afectados por el terremoto de agosto de 2007 (con epicentro en Pedro Muñoz y de grado 5,1 en la escala Richter). Esto venía a sumarse a los efectos devastadores del tiempo sobre el edificio, que afectaban especialmente a su estructura, más concretamente a la cubierta, sobre todo en la zona de la bóveda de piedra. En estas condiciones, la restauración del edificio se hacía obligada, y ahora, para poder ver los resultados de esa restauración sólo faltan algunas semanas.
Las obras comenzaron el año pasado y se inscriben dentro de las actuaciones comprometidas en el convenio marco de colaboración entre la Iglesia Católica y el Ejecutivo regional. En virtud de este acuerdo, la comisión mixta en la que están representadas ambas instituciones acordó que la Consejería de Cultura, Turismo y Artesanía sufragaría el 60% de las obras, es decir, 280.000 euros, mientras que el Obispado de Ciudad Real correría con el 40% restante de la inversión, 187.000 euros, hasta completar el presupuesto, que asciende a un total de 467.000 euros.
Cabe destacar además que la rehabilitación integral de este templo, que forma parte del patrimonio religioso, se han venido llevando a cabo siguiendo las características técnicas y directrices emanadas del proyecto de rehabilitación del inmueble, que en septiembre de 2008 la parroquia encargó al arquitecto Francisco Javier García Simal y que en febrero de 2009 fue visado por la Demarcación de Ciudad Real del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha.

el edificio. La iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción está ubicada en el centro del casco urbano de la localidad de Herencia, concretamente en la plaza de España, tratándose del edificio de referencia en altura de dicha población manchega.
El templo ocupa una manzana completa y se emplaza lateralmente tanto hacia la mencionada plaza como a la calle de la iglesia y, por su cabecera, con el arranque de la calle Mesones.
La actual iglesia parroquial muy posiblemente está edificada sobre un templo anterior más pequeño. Una primitiva iglesia que fue servida por religiosos de Santa María del Monte, casa matriz de la antigua Orden de San Juan.
Algunas fuentes historiográficas apuntan a que la posible fecha de arranque de construcción de la actual edificación se situaría en la primera mitad del siglo XVII, si bien se desconoce con total exactitud la fecha de comienzo de la edificación, así como el nombre del constructor o arquitecto que realizó las trazas.
En cambio, sí existe documentación escrita que permite afirmar sin ningún género de dudas que el edificio se termina de levantar en el siglo XVIII, concretamente en 1713, año en el que asimismo se abre al culto católico.
La Inmaculada Concepción es una iglesia en cruz latina, de una sola nave, que está recorrida por bóveda de cañón con lunetos, sin crucero y un coro a los pies, con una capilla en su lado norte. En su opuesto lado sur se accede por el bajo-coro a dicho coro y a la única torre que posee, levantada en la esquina sudoeste y exterior de los pies del edificio.
La nave principal está orientada en la dirección Este-Oeste, en tanto que la planta presenta una cabecera presbiteral, cubierta por la misma bóveda de cañón nervada y con lunetos. En ella se emplaza el retablo mayor, de estilo barroco, que incluye una imagen de la Virgen Inmaculada Concepción, que es obra del escultor Gutiérrez Vázquez.
El templo tiene tres entradas, dos por las fachadas laterales, hallándose la portada principal a los pies, al Oeste, con coro y sotacoro. El coro está creado por unos arcos rebajados apoyados sobre pilares de piedra. La cubierta de la nave se concibió como cubierta a dos aguas en teja curva árabe sobre renovado tablero de bardos, alzándose al exterior sobre una cornisa labrada de piedra. La torre, de planta cuadrada, consta de tres cuerpos y aparece anclada a los pies de la iglesia, en el extremo sur del hastial del poniente.

Deterioro de la cubierta. El motivo de elaborar con prontitud el proyecto de rehabilitación de la parroquia y acometerlo a continuación se justifica porque se detectó que la cubierta estaba en un estado peligroso, sobre todo en la parte de la bóveda, con una estructura apuntalada sobre la bóveda de piedra, justo en su centro. Esto ocasionaba que dicha bóveda aumentara sus empujes laterales, provocando la inestabilidad y verticalidad de los muros portantes, además de existir indudable peligro de caídas de trozos de dicha bóveda al interior de la nave.
Tras la inspección ocular llevada a cabo por los técnicos de manera directa en todo el templo se apreció que, estructuralmente y en términos generales, las condiciones que presentaba el edificio eran deficientes y estaban originadas por la mala respuesta de la estructura de la cubierta que en actuaciones arquitectónicas recientes intentaron que la bóveda colaborase en la sustentación de la techumbre.
Entre las patologías detectadas y reflejadas en el proyecto de actuación sobre el edificio figuran las grietas y fisuras de considerable importancia que recorren la bóveda en toda su longitud, así como las que estaban también presentes entre los arcos de la bóveda y los paños de la misma.
Asimismo, era importante la presencia de humedades que ya habían llegado a la bóveda y lo más preocupante de todo en aquel momento era el estado de la cubierta.
Por si fuera poco, el terremoto que se dejó sentir en esta región, el 12 de agosto de 2007 ocasionó importantes daños en la parroquia y acrecentó aún más las tipologías detectadas.

Actuaciones urgentes. Vista la situación, la comisión mixta celebrada en julio de 2008 aprobó la intervención en el templo según el proyecto de rehabilitación firmado por el arquitecto Francisco Javier García Simal, que consideró necesaria la ejecución de diversas actuaciones que se han venido ejecutando al detalle desde el comienzo de las obras el año pasado.
Entre éstas se hallan la reparación y rehabilitación de la cubierta y su estructura de la nave principal, incluida la consolidación de la cornisa y demás elementos estructurales; la reparación y rehabilitación de la torre, con consolidación de la piedra de la cornisa, recercados de huecos y reposición de los peldaños de la escalera que da accesos a ella y a la nave; y, por último, la limpieza y protección general de las fachadas, con reposición de revocos y piedras, repicados de morteros sobre la piedra original y consolidación de ellos.
A estas intervenciones hay que añadir además la limpieza integral de la zona superior de la bóveda por existir restos y excrementos animales, principalmente de palomas.

2 Comentarios

  1. 7.000.000.000 € (siete mil millones) PARA LA IGLESIA EN EL 2009.

    Tras 31 años de democracia y de vigencia de una Constitución que establece “que ninguna confesión tendrá carácter estatal”, las relaciones entre la Iglesia católica y el estado español no han cambiado sustancialmente, aunque la influencia de aquella sobre la sociedad sea mucho menor. El incremento de la financiación de la Iglesia católica por parte del Estado y los privilegios económicos, fiscales, simbólicos, jurídicos y políticos, de los que disfruta la iglesia católica, demuestra que estamos en un estado confesional encubierto.

    Lo que recibió la iglesia de todos los españoles:

    -3.900 millones de euros para subvencionar colegios religiosos concertados.

    -2.000 millones a hospitales e instituciones de beneficencia religiosas.

    -650 millones para sueldos de las personas que imparten religión en los centros escolares.

    -400 millones para el sostenimiento del patrimonio inmobiliario, artístico, museos y catedrales.

    -252 millones de euros por la casilla de asignación tributaria a la Iglesia católica en el IRPF.

    -100 millones por la casilla de asignación tributaria a fines de interés social.

    -20 millones a capellanías en cárceles, hospitales y cuarteles.

    POR CIERTO LO DE PICAR EL RODAPIÉ ES UNA GAÑANERIA Y ADEMÁS DELITO.

DEJAR UNA RESPUESTA