Tras casi 10 años como sacerdote en Herencia Juan Pedro Andújar empezará una nueva etapa en Socuéllamos. Como regalo de despedida al pueblo de Herencia, realizó la primera donación para reconstruir el órgano parroquial.

Parroquia de Herencia (1)

El pásado domingo día 5 de septiembre, Juan Pedro Andújar, sacerdote de la parroquia Inmaculada Concepción de Herencia, se despedía en la misa de 20:30 ante una iglesia llena de fieles que acudía para despedirlo después de casi diez años de sacerdocio en nuestra parroquia.

Parroquia de Herencia (2)Juan Pedro llegó a Herencia el 25 de enero del 2001, y desde entonces ha vivido con devoción y entrega su ministerio en este pueblo donde quedará siempre presente su recuerdo.

En la celebración Juan Pedro estuvo acompañado por sus compañeros Julián, Miguel Ángel y Teófilo, que quisieron vivir este momento con él. Aquí agradeció el trato que ha recibido en Herencia y los buenos momentos vividos. Además, una vez más Juan Pedro nos volvió a sorprender, y pagó el primer tubo del órgano de la Iglesia, “ese gran gigante” -como él dice- tiene que despertar, y le dio al párroco los primeros 200 euros, con la promesa de volver y ver finalizada la obra que acaba de comenzar. Según Juan Pedro es lo único que le falta a la parroquia de Herencia, que es sin duda una de las más hermosas, grandes y artísticas de toda la diócesis.

Parroquia de Herencia (3)Después de la celebración eucarística hubo un ágape en los salones San Roque, donde la gente pudo acercarse para despedirse de Juan Pedro, ya con más tranquilidad.

En Herencia deja un gran legado, su sencillez, su humildad, su espiritualidad y sobre todo la figura de un sacerdote vocacional. Le agradecemos todo el bien que ha hecho en Herencia durante todos estos años, y le deseamos que tenga la misma suerte en Socuéllamos.

Parroquia de Herencia (6)

Vía, más informción e imágenes en: herenciainmaculada.blogspot.com