CIUDAD REAL, 1 de Oct. (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a 11 personas por delitos contra la salud pública en diferentes actuaciones policiales en Ciudad Real. En total, se han intervenido 186 kilos de plantas de marihuana, 10 kilos de hachís, 289 gramos de polen de hachís y 87 capsulas de hachís.

La colaboración ciudadana, junto con las investigaciones realizadas, pusieron sobre la pista a los agentes de las localidades de Membrilla, Herencia y Porzuna, que, en domicilios de dichas localidades existían plantaciones de marihuana.

Estas actuaciones se enmarcan en los diversos servicios que viene realizando la Guardia Civil para la prevención del tráfico de sustancias estupefacientes y la erradicación de las plantaciones de droga en la provincia, ha informado la Subdelegación del Gobierno de Ciudad Real en nota de prensa.

Con el correspondiente mandamiento judicial se procedió a los registros domiciliarios, resultando el decomiso 186 kilos de plantas de marihuana.

Los detenidos han sido I.A.A., de 31 años de edad y vecino de Herencia; D.N.E., de 26 años de edad y vecino de Porzuna; F.P.R , de 40 años de edad; y M.P.R., de 45 años de edad, ambos vecinos de Membrilla. Los detenidos pasaron a disposición de los Juzgados de Instrucción de Guardia de Ciudad Real, Alcázar de San Juan y Manzanares.

CONTROLES POLICIALES

Igualmente, en dos controles policiales establecidos en la Autovía de Andalucía, en los términos municipales de Manzanares y Puerto Lápice, fueron detenidas cinco personas como supuestas autoras de  delitos contra la salud pública. La droga era trasladada en dos vehículos.

Los turismos levantaron las sospechas de los agentes, por lo que les realizaron señales para que se detuvieran. Al realizar un registro superficial de los mismos, se hallaron ocultos en su interior 10 kilos de hachís en uno de los vehículos y 289 gramos de polen de hachís en otro.

Los detenidos han sido, F.P.V. de 23 años de edad y vecino de Sevilla; J.C.O.E., de 39 años de edad y vecino de Sevilla; O.M.A., de 30 años de edad y vecino de Zumaya (Guipúzcoa); A.T.A., de 23 años de edad y vecino de San Sebastián (Guipúzcoa); y J.F.E.M., de 22 años de edad y vecino de Málaga. Todos ellos pasaron a disposición de los Juzgados de Instrucción de Guardia de Manzanares y Alcázar de San Juan.

Vía y noticia completa en: www.europapress.es

  • Ismael

    Siempre que leo u oigo noticias de este tipo me pregunto cuándo tendrán cojones los dirigentes políticos a tragarse la falsedad que les caracteriza y enfrentarse con decisión y coraje a la realidad. No hablo solo en un contexto nacional, sino incluso mundial.

    Evidentemente lo que aquí se cuenta es un delito porque está tipificado en el código penal español, pero las leyes se crean y cambian por los políticos. ¿Tiene sentido prohibir las drogas y penalizar la prostitución? A mi juicio NO. Más bien habría que regularizarlo adecuadamente para que las personas puedan hacer uso de su libertad y, de paso, acabar con las mafias que trafican con todo este tipo de cosas y acarrean problemas de violencia, y sacar a la luz una gran cantidad de economía sumergida que se mueve en estos entornos.

    Porque seamos honestos: ¿las prohibiciones acabarán con el consumo de drogas y la prostitución? No seamos ingenuos sino gente madura. Habrá que ser cínicos….