Con la nueva sede de Cáritas Parroquial sita en c/Iglesia,13, se pretende dar una respuesta mejor y más adecuada a las personas que lo necesiten.

El domingo 10 de octubre, después de la misa de 12, se inauguró la nueva sede de Caritas Parroquial en Herencia. La nueva sede ahora está en el número 13 de la calle de la Iglesia, muy cerca de la Parroquia, donde hace unos meses se pudo ver la exposición dedicada a la Inmaculada.

La nueva sede que está abierta al público los miércoles de 10:30 a 12:00 horas para atender a aquellas personas que tienen necesidades de cualquier tipo; Juani García, la trabajadora social de Cáritas será la encargada de esta atención a los más necesitados. Los martes y los jueves de 19:00 a 20:30 horas (en invierno) entregaran los vales y los alimentos que sean derivados de la gestión del miércoles. Y por último, los viernes, a la misma hora, se abrirá el ropero.

Herencia es una población en la que ha habido un gran movimiento laboral a través de la construcción como en otros muchos núcleos  urbanos, y además cuenta con actividades agrícolas a través de las huertas, esto ha permitido albergar a un gran número de inmigrantes, que se han dedicado bien a una actividad laboral u otra.

En tiempo de bonanzas al ser muchos los inmigrantes que residían en población, por unas circunstancias u otras, el inmigrante siempre ha pasado por Cáritas, bien porque los recursos no eran suficiente, porque tenían necesidad de ropa, por falta de adaptación…. Estos inmigrantes han sido sobre todo personas del Centro Europeo y de Europa del Este, pero también latinos.  A estas personas  el equipo de voluntarios orientados por la trabajadora social ha sido quien ha ido dando respuesta a las demandas planteadas.

En momentos de crisis las cosas cambian, ésta llega de forma tan “inesperada” que no se sabe por dónde dar respuesta a tantas demandas, en Servicios Sociales no hay recursos económicos, las ayudas de la Junta tardan en venir, y se decide hacer un convenio de colaboración en el que Servicios Sociales analiza las situaciones planteadas por las familias deriva a Cáritas para que, desde aquí,  se les pase las ayudas económicas. Las mismas se pasan durante cuatro semanas y si la persona necesita más ayuda deberá pasar nuevamente por los Servicios Sociales…

[…]

En cuanto a las instalaciones, venimos observando, que desde Cáritas, estamos ocupando un gran espacio en el Centro parroquial, espacio que compartimos con otros grupos de la Parroquia y en el que hay momentos que por aglomeración de personas, no podemos ofrecer una atención adecuada a las personas que vienen a solicitarnos algún tipo de ayuda, que no hay espacio suficiente para el ropero  e incluso para los alimentos que se guardan en estas dependencias. Es por todo esto, que creemos necesario habilitar un local en el que Cáritas pueda tener su propia sede, para poder prestar un servicio más adecuado a la persona que viene a solicitar ayuda.

Información: El equipo de voluntarios de Cáritas de Herencia. Vía y artículo completo en: Parroquia en Marcha nº 247.