La titular de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández, presentó ante el Parlamento regional dicha Ley que es una apuesta “moderna, clara, flexible y de progreso” del Gobierno de Barreda y que pretende ser “un acelerador del desarrollo de este tipo de empresas, un impulso a la capacidad emprendedora de la ciudadanía y a la creación de empleo de calidad, riqueza y oportunidades en nuestra región”.

Las Cortes Regionales aprobaron hoy por unanimidad la nueva Ley de Cooperativas de Castilla-La Mancha elaborada por el Gobierno de José María Barreda de forma conjunta con todo el consenso del tejido asociativo cooperativo.

La consejera de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández, presentó ante el Parlamento regional, la norma, que se incluye en el Pacto por Castilla-La Mancha y cumple con el compromiso adquirido por el presidente Barreda en el Debate sobre el Estado de la Región del año pasado.

Fernández afirmó que se trata de una nueva Ley “moderna, clara, flexible y de progreso” que persigue convertirse “en una herramienta al servicio de los emprendedores de la región, fomentando la constitución de empresas cooperativas y su consolidación en un mercado competitivo”.

En su intervención, la responsable regional de Empleo, Igualdad y Juventud recordó la importancia de las cooperativas y las empresas de economía social en la economía castellano manchega. Así, manifestó que somos la cuarta Comunidad Autónoma en número de empresas de economía social, con más de 1.400 cooperativas, que dan empleo a más de 13.000 personas.

“Además, estas empresas crean riqueza, crean empleo estable y de calidad, están muy pegadas al territorio en el que desarrollan su actividad fijando su población, no se deslocalizan, y contribuyen al desarrollo de los pueblos de la región, sobre todo de los más pequeños”, añadió.

Del mismo modo, Paula Fernández aseguró que, durante la crisis, Castilla-La Mancha es la región en la que más empresas de estas características se han creado y la segunda en que más puestos de trabajo netos se ha creado en el último trimestre en el sector cooperativo con cerca de 2.000 nuevos empleos.

En este sentido, resaltó el apoyo del Gobierno de Barreda al tejido cooperativo para la constitución y la actividad de más de 2.000 empresas de economía social, con una inversión de más de 26 millones de euros. Asimismo, a finales de 2009 se aprobó un Decreto con 15 tipos de ayuda dirigidas a la constitución de nuevas empresas de economía social y a la mejora de la competitividad de las ya existentes, con plazo de convocatoria abierto todo el año, “para que ni un solo proyecto de empresa cooperativa que pueda ponerse en marcha en Castilla-La Mancha se quede sin ayuda del Gobierno regional”.

Novedades

La consejera del Ejecutivo autonómico explicó las numerosas novedades que se contemplan en la Ley pretenden proteger patrimonialmente a las cooperativas, de forma que, atendiendo a las demandas del sector cooperativo, se imponen restricciones a la salida de socios y limitaciones, siempre que haya acuerdo en la cooperativa, al reembolso de la participación social de dichos socios, entre otras medidas.

Fernández remarcó que la Ley “pretende ser un acelerador del desarrollo de este tipo de empresas, un impulso a la capacidad emprendedora de la ciudadanía y a la creación de empleo de calidad, de riqueza y de oportunidades en nuestra región” y que constituye una apuesta por el nuevo modelo económico y productivo que queremos en Castilla-La Mancha.

A este respecto, concluyó indicando que, además de fortalecer las cooperativas existentes, la nueva Ley de Cooperativas impulsa el nacimiento de nuevas figuras cooperativas, como la microempresa cooperativa y la cooperativa rural.

Así, la titular de Empleo, Igualdad y Juventud señaló que las microempresas cooperativas podrán estar compuestas por un mínimo de dos socios y un máximo de diez, y buscan facilitar a los emprendedores una nueva forma de autogestión “para la dinamización económica y de creación de empleo en las zonas rurales”; mientras que las cooperativas rurales se incluyen entre las cooperativas agrarias, desarrollando su propia actividad, pero también proyectos relacionados con turismo rural, energías renovables, cultivos alternativos o nuevas tecnologías.

“Supone, por lo tanto, una apuesta por las cooperativas como agentes dinamizadores y transformadores del medio rural, contribuyendo a la creación de empleo en sectores que hoy en día están demostrando ser capaces de tirar de la economía, como los empleos verdes, los empleos blancos y los empleos azules”, finalizó.

- patrocinador -Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp
Nuestro número móvil es (+34) 744 40 30 11, añádelo a tus contactos para recibir bien nuestros mensajes.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

DEJAR UNA RESPUESTA