Informa: David Aso | www.latribunadeciudadreal.es

La cifra de parados creció de febrero de 2008 a octubre de 2011 hasta multiplicarse por dos, por tres o casi hasta por cuatro en 27 municipios.

En Herencia ha crecido un 271%

La sangría laboral de la última legislatura que ha duplicado el número de desempleados inscritos en las oficinas del antiguo Inem no se ha extendido por igual a todos los municipios de Ciudad Real, aunque prácticamente ninguno se salva. Navas de Estena, con un desempleado menos, se erige en la anecdótica excepción que confirma una cruda regla que determina escalofriantes subidas del paro en la inmensa mayoría de la provincia, tal y como revela la estadística del Servicio Público de Empleo Estatal, tomando como referencias febrero de 2008 (el último dato que se difundió antes de las elecciones generales del 9 de marzo de ese año) y octubre de este año, que es el último balance mensual conocido antes del 20-N.

Veintisiete localidades de la provincia han visto como en este periodo su número de parados se disparaba hasta multiplicarse por dos, por tres o casi hasta por cuatro. En proporción con su tamaño, el dato más llamativo recae sobre Herencia, que inició la legislatura con 336 desempleados y la concluye con 1.248 (+271,42%).

También destaca especialmente Villarrubia, que tras casi triplicar su cifra de desempleados (de 582 en febrero de 2008 a 1.552 en octubre de este año) se sitúa como el décimo municipio con más paro de la provincia en términos absolutos, pese a ser el decimotercero en población. No en vano, contabiliza más parados que pueblos más grandes como Campo de Criptana, Socuéllamos o Bolaños, e incluso se queda a menos de 200 de Miguelturra o Manzanares.

En cualquier caso, ninguno de los principales municipios de la provincia sale indemne de la brutal escalada del desempleo de la última legislatura. En términos porcentuales, Socuéllamos lidera con un 178,9% la lista de localidades de más de 10.000 habitantes con mayores subidas del paro con respecto a febrero de 2008; clasificación que prosigue con Villarrubia (166,66%) en segundo lugar y después con Tomelloso (159,36%), Campo de Criptana (151,85%), Miguelturra (133,23%), La Solana (104,88%), Alcázar (103,11%), Valdepeñas (93,78%), Manzanares (92,45%), Daimiel (92,06%), Bolaños (86,53%) de Calatrava, Ciudad Real (80,46%) y, en decimotercera posición, Puertollano (73,71%). En la ciudad más industrial de la provincia, de hecho, la cifra total de parados ha aumentado en 333 personas menos que en Tomelloso, donde la crisis se ha cebado especialmente con la agricultura, que inició la legislatura con solo 117 tomelloseros inscritos como desempleados y que va a terminar con 1.093, casi diez veces más que hace tres años y nueve meses.

Informa: David Aso | www.latribunadeciudadreal.es | Más información en la edición impresa y en www.latribunadeciudadreal.es