Vía: www.finanzas.com

Ciudad Real, 7 dic (EFE).- Un centenar de agricultores se ha concentrado hoy, miércoles 7 de diciembre, en apoyo de la familia del pastor asesinado este fin de semana en Herencia (Ciudad Real) y para exigir el endurecimiento de las penas para quienes roben en zonas rurales, pues hasta ahora los delincuentes “entran por una puerta y salen por la otra”.

El presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, ha encabezado esta protesta realizada frente a la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real, donde se ha guardado un minuto de silencio.

Un acto en el que el dirigente agrario ha dicho carecer de “fuerza moral” para, después de lo ocurrido, pedir a los agricultores que no organicen patrullas.

Pedro Barato ha señalado que Asaja intentará que “las administraciones corrijan todos abusos que se han venido cometiendo en el campo de España y de Castilla-La Mancha” y ha recordado que, cuando se avisó de que podría ocurrir lo que ha ocurrido, “se lo tomaban un poco broma”.

El dirigente agrario ha subrayado que no es posible que “se coja a personas que han cometido 52 robos” y se les ponga en libertad enseguida.

“Entran por una puerta y salen por la otra”, ha denunciado Barato, quien considera necesario “modificar el código penal”, y, sobre todo, “que los jueces y fiscales se tomen esto más en serio”..

“Se tienen que pudrir donde se tienen que pudrir, que es en la cárcel”, ha señalado el dirigente agrario, quien ha añadido, que, de acuerdo con la información que le han dado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, “las investigaciones” sobre la muerte del pastor de Herencia “van por buen camino”.

Vía: www.finanzas.com