yolanda-portillo-herencia

Yolanda Portillo Villarreal, cantante y compositora natural de Herencia (Ciudad Real), ha realizado un precioso homenaje a su tierra natal, poniendo música y voz a la tradicional “Jota del Azafrán”, bailada por los coros y danzas de nuestra localidad. De esta forma da un nuevo giro a su carrera, a la vez que rinde un sentido y emotivo homenaje a la tierra que le ha visto nacer.

Podéis ver y escuchar el video pinchando en el siguiente enlace: “Homenaje a mi tierra”.

HOMENAJE A MI TIERRACuando era pequeña bailé y canté jotas. Hace tiempo que quería hacer algo diferente con una jota. He elegido la “JOTA DEL AZAFRAN”, me parece especialmente bonita, sobre todo porque es una tradición que se va perdiendo. Espero sinceramente que os guste.

Posted by Yolanda Portillo Villarreal on domingo, 27 de noviembre de 2011

Sobre Yolanda Portillo Villarreal, (datos extraídos de su myspace)

No hay secretos para llegar a ser alguien en el mundo de la música. No existen fórmulas mágicas, ni pactos con el diablo. Sólo es necesario contar con una cosa: talento. Yolanda Portillo, sabe perfectamente que un artista nace y se hace, y por eso siempre ha estado inmiscuida, de un modo u otro, en el arte de la música. Sí, el arte de la música, porque para ella cantar no es un mero trabajo… es todo un arte. Las firmes y preciosistas costuras musicales de su primer disco, “Eterna lluvia”, dejan bien claro que estamos ante una cantante con una gran proyección de futuro y un presente deslumbrante.

La cantante y compositora de Herencia (Ciudad Real) ha macerado su garganta desde su misma infancia, influenciada seguramente por su padre, un músico que le enseñó solfeo de muy pequeña y le inculcó un amor incondicional por el arte de cantar.

Toda su vida, Yolanda ha estado poniendo a prueba sus privilegiadas cuerdas vocales, dando forma a una voz inconfundible y candorosa que le ha permitido ganarse la vida acompañando en los coros a artistas de primerísima línea. Ya en el 96, arrasó formando dúo con su primo en el Villa de Madrid –se llevó casi todos los premios-, y a partir de ahí no paró de trabajar.

Acompañó en los coros a artistas como Paco Ortega, hasta que fue contratada, también como corista, para aportar su voz a las giras de Mónica Molina, con quien entabló una gran amistad. Este último trabajo le valió el salto definitivo hacia una prometedora carrera en solitario impulsada por Vicious Records, sello que ha confiado plenamente en su talento. Y de esta entente entre Vicious y Yolanda ha surgido “Eterna lluvia”, un sensacional disco debut en el que podemos apreciar el potencial de la cantante en todo su esplendor. El álbum es un compendio de partituras sedosas y aterciopeladas que se adaptan como un guante a su cálida voz y funcionan como marco perfecto para emocionantes historias de amor y desamor.

mirada-yolanda-portillo

En ese sentido, ha resultado esencial la labor del productor Iñaki Quijano, con el que Yolanda se compenetra muy bien. La sintonía entre ambos ha sido esencial, y se nota en los resultados finales del álbum, un trabajo que pide a gritos una escucha y le regala al oyente una colección de temas que encuentran en la sencillez y profundidad emocional sus armas más efectivas. Lo cierto es que “Eterna lluvia”, es un trabajo muy personal, un canto a las emociones estructurado sobre una voz prodigiosa que envuelve al oyente y le sume en un estado de placidez indescriptible. Hay que decir que Yolanda no se ha limitado solo a poner su garganta; también ha compuesto la música y letra de algunas canciones, lo que dice mucho del grado de implicación de la artista en este proyecto. Las buenas vibraciones con los músicos en el estudio se dejan notar y mucho en los bellísimos arreglos. Canciones como “Dame un te quiero”, “Solo tú” o “Amor que mata” nos hablan de un disco hecho a base de esfuerzo y amor por la música, un disco hecho con las entrañas y el corazón, un disco donde brilla, por encima de todo, una voz que, como la lluvia del titulo, se nos antoja eterna.

Fotografías de su página web oficial.