Vacaciones en Paz

Después de seis años consecutivos, la localidad de Herencia pasa el testigo a la citada localidad conquense de Motilla del Palancar como Centro de Recepción de los niños saharauis que vendrán a pasar los meses de verano a nuestra región dentro del programa Vacaciones en Paz 2012.

El presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, hizo un llamamiento público a las familias de la provincia de Ciudad Real para que acojan menores saharauis en sus hogares durante dos meses este verano. Se trata, según ha dicho, de suscitar una respuesta solidaria mediante una petición que, lejos de ser frívola aunque estemos en tiempos de crisis, “está cargada de sensatez, sentido común, corazón y afán cooperador”.

De Lara, que ha dicho que la Diputación correrá con los gastos de desplazamiento, por lo que las familias únicamente se tienen que hacer cargo del cuidado y manutención de los niños y niñas, ha hecho especial hincapié en que, si aquí las cosas van mal, para otros, invisibles a los ojos de la comunidad internacional como son los integrantes del pueblo saharaui, “van mucho peor”.

El presidente de la institución provincial ha explicado que son muchas las decisiones que se han adoptado debido a la situación de reducción de transferencias económicas por parte del Gobierno central, que es quien sustancia el capítulo de ingresos de todas las Diputaciones. Y ha añadido que, “después de pensar mucho”, han mantenido la colaboración con el pueblo saharaui, incluida la iniciativa “Vacaciones en Paz”, porque, de lo contrario, “faltaríamos a nuestros valores, dejaríamos de ser nosotros mismos y traicionaríamos el programa de ayudas sociales”.

Ha anunciado una variante con respecto a otros años que consiste en que los ayuntamientos no deberán pagar el desplazamiento de los menores, sino que será la Diputación quien intervenga directamente. De este modo, se aliviará a las arcas municipales del problema coyuntural de tesorería que supone el pago de los billetes hasta que la institución provincial les reintegraba el dinero, como ha venido ocurriendo hasta ahora.

De Lara ha dicho que esperan que puedan venir algo más de 200 menores saharauis a la provincia, para lo que necesitan el compromiso de 60 ó 70 familias más. “Estamos convencidos de que la respuesta será satisfactoria y que se incorporen a un programa tan hermoso, didáctico y solidario como Vacaciones en Paz”.

“Hago una llamada humana, puramente sentimental, de que por favor colaboren, que aunque las cosas estén mal, no es costoso que durante dos meses un chico o una chica saharaui viva en un domicilio, porque hasta ACNUR está remitiendo menos alimentos a los campamentos de refugiados”, ha dicho el presidente de la Diputación, quien considera, asimismo, que el pueblo saharaui no merece vivir expulsado en un inhóspito desierto argelino.

Como los menores suelen ser revisados desde el punto de vista sanitario cuando vienen a España, De Lara ha comentado que hoy ha salido el Real Decreto Ley de Medidas para Garantizar la Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. “Es triste, casi deprimente, pero tiene un apartado que dice que los menores de 18 años tendrían derecho asistencia sanitaria en pie de igualdad como tienen los españoles”, ha aclarado De Lara antes de asegurar que los monitores saharauis mayores de edad que precisaran atención sanitaria serían atendidos porque la Diputación correría con los gatos si fuera necesario.

Abdelahe Almed, representante del Gobierno saharaui en la provincia de Ciudad Real, que ha estado acompañado por el delegado del Pueblo Saharaui en Castilla-La Mancha, Bulahe Mohamed, ha agradecido a los responsables regional y provincial del programa Vacaciones en Paz, Silvestre del Río y Paco Real, respectivamente, su trabajo y dedicación. Y con respecto a De Lara ha expresado un especial reconocimiento, por su compromiso personal con la causa saharaui. También ha hecho referencia al vicepresidente Ángel Caballero y a todo su equipo.

Abdelahe ha explicado que ya son pocas las Administraciones que apoyan este y otros programas que benefician al pueblo saharaui y que la Diputación de Ciudad Real destaca en el ámbito nacional. En Castilla-La Mancha, según ha dicho, el resto de instituciones han anunciado recortes drásticos y desaparición de las ayudas. Ha dicho que la crisis les está afectando mucho y que los almacenes de la media luna roja están prácticamente vacíos de alimentos. Hay que tener muy en cuenta, según ha indicado, que “el pueblo saharaui depende en todos los aspectos cotidianos de la ayuda exterior”.

Ha añadido Abdelahe que el programa Vacaciones en Paz tiene una gran importancia social, porque los niños y niñas que se benefician “son el futuro del pueblo saharaui”. Ha recordado que en verano sufren temperaturas superiores a los 50 grados. Por esta y otras razones, entre las que también se encuentran las sanitarias, ha pedido a las familias que acojan niños y niñas saharauis este verano en sus casas.

Del Río y Real han comentado que esperan que a Castilla-La Mancha lleguen este año entre 450 y 500 niños. A pesar de que vendrán más de 100 menos que en 2011, la región sigue siendo la segunda de España detrás de Andalucía en número de acogimientos. “Ójala tuviéramos muchos más Nemesios, creo que apartar un poco para ayudar al pueblo saharaui debe ser bien entendido”, han precisado Del Río.

Vía: www.dipucr.com

 

  • Objetivos del programa Vacaciones en Paz
  • Sensibilizar a la población albaceteña sobre la causa saharaui.
  • Lograr que los niños y niñas saharauis puedan vivir durante el verano fuera de las durísimas condiciones de los campamentos de refugiados.
  • Posibilitar una atención sanitaria adecuada.
  • Fomentar el intercambio cultural.
  • Favorecer el aprendizaje y perfeccionamiento de nuestro idioma.
- patrocinador -Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp
Nuestro número móvil es (+34) 744 40 30 11, añádelo a tus contactos para recibir bien nuestros mensajes.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

DEJAR UNA RESPUESTA