presentacion_conservarProductores, comercializadores y hosteleros han participado en un encuentro para conocer los pormenores del proyecto ‘Consumir para conservar’

La Asociación para el Desarrollo y la Promoción de la Mancha Norte de Ciudad Real (PROMANCHA) a la cual pertenece Herencia, celebró en el Centro de Empresas de Alcázar de San Juan una reunión de trabajo para dar a conocer los detalles del Proyecto de Cooperación Interterritorial ‘Consumir para conservar’.

El objetivo de este proyecto, financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, es evitar que se pierdan razas autóctonas de ganado y variedades vegetales locales, que son el origen de alimentos diferenciados y de gran calidad. Para ello, se incidirá en los hábitos alimenticios de la población, ya que el simple gesto de comprar o consumir productos autóctonos influye positivamente en la conservación de la biodiversidad productiva.

presentacion conservarEl presidente de PROMANCHA, Ángel Exojo, explicaba que en los últimos años se está produciendo una erosión genética que está amenazando seriamente a algunas especies de flora y fauna. Dicha erosión viene provocada por la introducción de especies y variedades foráneas y por la sustitución de prácticas y sistemas agropecuarios tradicionales por otros más adaptados a las exigencias de los mercados, que prefieren variedades y razas donde prime la productividad en detrimento de otras cualidades de los productos.

“Esa tendencia tiene que cambiar”, aseguraba Ángel Exojo, quien añadía que “está en juego nuestra biodiversidad productiva, la conservación de especies autóctonas de gran valor ecológico y, con ello, nuestro patrimonio cultural, nuestras tradiciones y nuestros paisajes humanos y naturales, porque todo está estrechamente interrelacionado”.

El responsable de PROMANCHA, que calificaba este proyecto de “interesante y muy ilusionante para quienes amamos el mundo rural y sus señas de identidad”, recalcó que productos como el vino, el queso, el cordero manchego, el aceite, el melón, el azafrán, el ajo o la carne de caza, “son estandarte productivo de nuestra comarca y están vinculados indisolublemente a esta tierra”. Por eso, apelaba a seguir apoyándolos, “por su calidad, por el buen hacer de los productores, por el valor añadido que aportan a nuestra comarca y por su peso en la conservación de la biodiversidad en nuestra zona”.

En este sentido, Exojo aseveraba que “es importante no dar la espalda a nuestros productos tradicionales, sino apoyarlos decididamente” y afirmaba que “los consumidores debemos ser muy conscientes de que nuestras decisiones de compra y el consumo responsable son unos fuertes condicionantes a la hora de mantener nuestro ecosistema, nuestra cultura y nuestra economía”. Asimismo, señaló que consumir productos autóctonos contribuye a mantener trabajo y riqueza en nuestra zona, además de “ayudar a impulsar ese turismo que busca sensaciones, experiencias y propuestas culinarias de calidad basadas en productos típicos de la zona”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Alcázar de San Juan, Ángel Puente, agradeció el compromiso de PROMANCHA con la comarca y recordó algunos de los proyectos que se están impulsando con el apoyo de la asociación como el Museo del Vino para la Cooperativa de la Unión o un proyecto tecnológico que dotará de los medios necesarios a los productores para optimizar su producción y comercializarla en otros países.

Puente también destacó que el proyecto ‘Consumir para conservar’, que tiene un presupuesto total de 250.000 euros, servirá para mantener los productos agroalimentarios autóctonos y fijar trabajo en el mundo rural.

A la reunión asistieron productores, responsables de Consejos Reguladores y de IGP, representantes de cooperativas, empresarios, hosteleros y personas relacionadas con el turismo o con la comercialización de productos gourmet, entre otros. Todos ellos conocieron de primera mano los pormenores de este proyecto, analizaron la situación actual y estudiaron las fórmulas más adecuadas para incidir en los hábitos alimenticios y para poner en valor “la calidad y las particularidades de unos productos inigualables”.

En el proyecto, que comenzó en el año 2011 y finalizará en 2013, participan un total de ocho Grupos de Desarrollo Rural de diferentes comunidades autónomas. Además de PROMANCHA y del GDR del Medio Guadalquivir, de Córdoba, que coordina el proyecto, forman parte del mismo O Vieiro Laboreriro, en Celanova (Orense); Ancares Courel, en Becerreá (Lugo); ADRISS en La Alberca (Salamanca); Valle del Tiétar, en Arenas de San Pedro (Ávila); Galsinma, en Cabanillas de la Sierra (Madrid); Valle del Alto Guadiato, en Fuente Ovejuna (Córdoba).

DEJAR UNA RESPUESTA