Por Claro Manuel Fdez.-Caballero Martín-Buitrago

Documento histórico sobre la construcción de órgano parroquial de Herencia
Documento histórico sobre la construcción de órgano parroquial de Herencia

El pasado jueves 26 de octubre Eduardo Bribiesca, organero encargado de la restauración del órgano barroco parroquial, descubrió un documento escondido en el interior del “secreto”, pieza clave e imprescindible de la mecánica del instrumento.

Este documento, de gran valor documental indica su fecha exacta de construcción, 1633, el lugar en el que se colocó y los nombres de las personalidades que en aquel momento se encontraban.

El mismo fue puesto allí muy posteriormente a su construcción, seguramente a finales del siglo XIX cuando se acometió su último y definitivo traslado hasta el coro alto siendo prior parroquial D. Salustiano Almeida Cid, periodo en el cual también sufrió una muy importante restauración, así como la inclusión de diferentes modificaciones en el órgano original.

A este respecto os dejo un artículo que escribí en la revista Parroquia en Marcha Nº 260 correspondiente al mes de diciembre de 2011.

BREVES APUNTES SOBRE EL ÓRGANO PARROQUIAL

Procuraba yo aplicar, ¡oh dulce verdad!, a tu interior melodía, pensando en lo hermoso…deseando estar ante ti, y oír tu voz
San Agustín

En el número 258 del periódico “Parroquia en Marcha”, correspondiente al mes de octubre de 2011, se hacía pública la noticia del inicio de los trabajos de reconstrucción y restauración del órgano conservado en la iglesia “Inmaculada Concepción” de Herencia. En este número se le dedicaba un gran especial al mismo y, poco tiempo después, era repartido por las casas de la localidad un pequeño díptico en el cual se explicaban todos los pormenores de este proyecto con planes de futuro.

Recreación del órgano barroco parroquial de Herencia tras su restauración
Recreación del órgano barroco parroquial de Herencia tras su restauración

Para mí, historiador del arte y enamorado del patrimonio histórico-artístico de mi pueblo, esta noticia no podía sino llenarme de júbilo. Desde todos los ámbitos, muchas fueron las reacciones de apoyo y entusiasmo vertidas al conocer tan estupenda noticia que vendría a enriquecer, aún más, nuestro patrimonio local. No faltaron, sin embargo, las voces detractoras para con este proyecto, poniendo en duda el valor y el sentido del mismo.
Por eso, mi intención en este breve artículo, es la de aportar unos breves apuntes sobre la importancia histórica del órgano de la parroquia y a la vez, romper una lanza en apoyo a este proyecto de reconstrucción que puede y seguro traerá riqueza cultural y económica a nuestra localidad. No hay que olvidar que el mismo viene unido a la creación de una Capellanía de Organistas Parroquial, en cuyo proyecto ya se está trabajando desde la parroquia y que dotará al municipio de una escuela de música con profesores titulados. Además, este proyecto, único en toda la comarca, pondrá los cimientos para la enseñanza del arte de tocar el órgano, y a partir del mismo se logrará situar al pueblo de Herencia en el panorama musical nacional de órgano, con lo que ello supone: conciertos, turismo, visitantes, riqueza…

Sin embargo, la historia del órgano parroquial e, incluso, la existencia de una escuela de música de órgano en nuestra localidad se inicia muchos siglos atrás. Las primeras noticias que se conocen datan de 1637, cuando según datos recuperados por el párroco Pedro Roncero Menchén, se colocó en el arco que ocupaba el entonces Altar de la Soledad . Del mismo pocos testimonios más poseemos, tan solo que en 1736 tuvo que ser profundamente restaurado, reconstruido o sustituido por otro, ya que la documentación de la época recogida por Florencio Huerta García, Nieves Esther Muela Fernández e Irene Poveda de Campos, hacen referencia al “nuevo órgano de Herencia”.

Sabemos también, por los estudios de investigación realizados por los historiadores antes citados, que en 1775 ocupará el cargo de sacristán mayor un hombre llamado Pedro Mate. Tradicionalmente, el cargo de organista iba unido a las funciones del Sacristán Mayor, siendo su nombramiento competencia del cura párroco el cual lo presentaba ante el Prior de la Orden de San Juan en Castilla que era quien expedía el título. Como digo, el nombramiento como sacristán mayor de la parroquia de Herencia de Pedro Mate, a la postre, profesor de música y examinador de sacristanes del Priorato de San Juan en Castilla desde 1773, asentó las bases para convertir a Herencia, su parroquia y su órgano, en todo un referente de la música religiosa del Campo de San Juan a finales del siglo XVIII.

Detalle de alguno de los tubos originales del órgano parroquial de Herencia durante su restauración
Detalle de alguno de los tubos originales del órgano parroquial de Herencia durante su restauración

Paradójicamente, a principios de la década de los 80 del siglo XVIII, la caja del órgano parroquial se encontraba en mal estado de conservación, siendo necesaria reformarla y recuperar otros muchos elementos profundamente dañados como la trompeta real, violín, violones, etc. ascendiendo la reparación total del mismo a 13.50 reales según el informe realizado por el propio Pedro Mate en 1781 a instancia del entonces cura-párroco, Alfonso Tirado de Haro.

A finales del siglo XVIII Herencia era, sino la mayor una de las principales poblaciones del Priorato de San Juan, por lo que Pedro Mate decidió abrir el 14 de abril de 1784 una escuela de música donde pudieran estudiar todos aquellos que quisieran aprender el oficio de sacristán, y donde enseñaría canto llano, canto de órgano, interpretación del mismo, así como de clave y violón.

Además, Pedro Mate, durante los más de 40 años que ocupó el puesto de sacristán mayor y organero de la parroquia de Herencia (hasta 1815), realizó numerosos viajes a otros pueblos del Priorato como Villafranca de los Caballeros o Villacañas por citar únicamente algunos de ellos, para dar conciertos de órganos, lo que constata que en el resto de pueblos de nuestra comarca existían este tipo de instrumentos todos ellos hoy desaparecidos, lo que convierten al órgano de la parroquia de Herencia en un testimonio único en toda la comarca del Campo de San Juan.

Los siguientes datos históricos documentados que encontramos relacionados con el órgano parroquial nos remiten a finales del siglo XIX, siendo cura-prior Salustiano Almeida Cid. En esta época se procedió al traslado del órgano bajo la tutela del organero y restaurador Romano Enrique Torres Pinzor, que además tuvo que fabricarle unos fuelles nuevos de otros dos existentes, así como reconstruir el teclado y aumentar la octava tenor en la mano izquierda, todo ello por un coste de 7.000 reales .

Aunque, según desvelan los actuales trabajos de reconstrucción del órgano, Romano Enrique Torres debía ser un hábil y experto maestro organero, el poco presupuesto existente para su traslado y restauración originaron, por un lado, que no se cuidaran los detalles de ensamblaje de piezas, primando la funcionalidad sobre el acabado del aspecto estético, y por otro, que los trabajos de restauración de los tubos y maderas se realizaran con materiales de menor calidad y durabilidad de lo que hubiera sido deseable.

Visita del Taller Historia Local Herencia al órgano de la parroquia "Inmaculada Concepción" durante su reconstrucción
Visita del Taller Historia Local Herencia al órgano de la parroquia “Inmaculada Concepción” durante su reconstrucción

Desde entonces, siguió funcionando hasta que los estragos de la incivil guerra que asoló la España de finales de los 30 del siglo XX silenciaran temporalmente su voz. Hoy, setenta años después, la parroquia “Inmaculada Concepción”, siendo párroco, Julián Martín Martín y vicario, Rafael Ruiz Mateos, ha iniciado el proyecto de reconstrucción del órgano parroquial, iniciativa por la cual tanto luchara y trabajara el anterior sacerdote, Juan Pedro Andújar. El maestro organero, Eduardo Bribiesca, que ya restaurara el órgano de la iglesia conventual de La Merced, es el encargado de recuperar la voz dormida de esta obra maestra del arte musical y convertir así, al pueblo de Herencia, en un referente único del panorama de música religiosa de toda la región. Pocas poblaciones podrán presumir nunca de contar entre su patrimonio artístico-musical con dos órganos históricos, uno barroco y otro romántico. Herencia si puede hacerlo, no desaprovechemos la oportunidad, y rememos todos en la misma dirección para convertir nuestra localidad en un referente turístico y cultural relacionado con el mundo del órgano.

Claro Manuel Fernández.-Caballero Martín-Buitrago
Ldo. en Historia del Arte y monitor del Taller de Historia Local de la U.P.
Publicado en la revista Parroquia en Marcha correspondiente al Nº260 de diciembre de 2011.

Vía: www.historideherencia.es

Artículos relacionados: