Solidaridad Manchega, SOLMAN, inició su andadura en diciembre de 1994. Tiene logo-SOLMANentre sus objetivos

  • Dar a conocer la realidad del Tercer Mundo en nuestra sociedad a través de actividades de sensibilización o educación para el desarrollo.
  • Canalizar fondos para colaborar en proyectos de cooperación al desarrollo: proyectos agropecuarios, de educación, de emergencia, de infraestructuras, de la mujer, de sanidad y de vivienda.
  • Formación y envío de cooperantes a participar sobre el terreno en proyectos de desarrollo.

Su aspiración es conseguir la justicia, la igualdad de oportunidades y el respeto entre las personas y los pueblos.

Como leemos en su página web, uno de sus slogan durante todos estos años ha sido el siguiente: “Para no perder el Norte, mira hacia el Sur”, donde lo único que queremos decir es que el problema es de todos: del Norte y del Sur, es decir, que no podemos permanecer impasibles los habitantes de los países del Norte, acumulando cada vez más elementos de “bienestar”, mientras los habitantes del Sur, que son cuatro o cinco veces más, nos miran muriéndose de hambre y acumulando cada vez más elementos de “malestar”. El problema es global y la solución también tiene que ser global, y es aquí y desde aquí, desde donde se debe plantear el gran reto de las ONG, en descubrir cuál es el verdadero problema y hacerlo saber a la sociedad, de tal manera que se convierta en problema social y sea entonces cuando se le preste verdadera atención.

Durante todos estos años, desde la pequeñez de sus actuaciones y desde la humildad de sus planteamientos, Solman ha intentado caminar por esos derroteros. Ha canalizado fondos, a través de los cuales ha ejecutado proyectos que han aliviado los sufrimientos y mejorado las condiciones de vida de las personas y pueblos a los que han llegado, pero son conscientes de que, siendo muy importante, es, quizás, a través de sus programas de cooperantes y de educación y sensibilización, donde tratan de desarrollar ese elemento crítico, el factor humano.

Dentro de este contexto, y aprovechando el programa de becas para voluntarios cooperantes puesto en marcha por la Diputación de Ciudad Real, cinco de las personas becadas este año son naturales de Herencia, y gracias al apoyo de Solman y Diputación han podido ir a trabajar como cooperantes a Hondura y El Salvador, dos de los países donde actualmente Solman dispone de proyectos activos.

Solman tiene como norma editar un boletín timestral donde da a conocer a su entorno y a la sociedad en general las principales actividades o reflexiones llevadas a cabo. En esta ocasión edita su boletín trimestral nº 82 donde aparecen las declaraciones de 4 herencianos que han sido preguntados por sus motivaciones como cooperantes.
Cooperantes 2013