La organización ecologista WWF ha presentado este jueves en el molino de Molemocho, a la entrada del Parque Nacional de Las Tablas, los logros conseguidos y los potenciales que se podrían conseguir gracias a sus programas individualizados de optimización de riego en la zona de influencia del acuífero 23 y que están siendo implementado también en la comunidad de Regantes de Herencia (Ciudad Real), donde tuvo lugar su presentación durante la celebración de las I Jornadas sobre la importancia de la gestión del agua en el sector agrario celebradas en el mes de mayo del presente año.

daimiel_wwf
Presentación del programa de WWF “Misión posible” en Daimiel

Este programa, que cuenta con el apoyo de Coca-Cola Iberia, busca fortalecer el sistema de regadío a través de diferentes herramientas informáticas que indican la decisión de riego más óptima para los agricultores, ajustándose al Plan Anual de Extracciones que marcan las administraciones públicas.

Un asesoramiento que ha sido valorado por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, quién junto a la directora de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio, Guillermina Yanguas; el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra; y Miguel Mira, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Coca-Cola Iberia; han seguido atentamente las explicaciones de los responsables de WWF sobre este proyecto 3.0 en agricultura ‘Misión imposible: conservar el agua de La Mancha’.

Ramos de Armas ha comentado que desde el principio de la legislatura el Ministerio “ha buscado aliados” de las características de los que impulsan este proyecto. Sobre la gestión del agua en España, el secretario de Estado ha destacado que “cada día se hacen mejor las cosas”, aunque todavía –matizaba- quedan retos pendientes en un desarrollo que ya “no se entiende  sin el cuidado del medioambiente”.

Así, tras enumerar los “avances” en los Planes de Cuenca “donde debemos ponernos al día” o en el Dominio Público Hidráulico para “regular de una forma más clara y transparente en el registro de aguas, Ramos de Armas ha recalcado que es el momento de “desterrar definitivamente esa contraposición entre economía y protección medioambiental. “La tecnología, el conocimiento y la cooperación nos tienen que ayudar a que la gente viva cada vez más y mejor, y a la vez conserve mejor su entorno; ese es el empeño del Ministerio”, reflexionaba.

Por su parte, el alcalde, Leopoldo Sierra, ha recordado el compromiso del Ayuntamiento con los proyectos que “velan por la salvaguarda del medio ambiente y protegen una seña de identidad para Daimiel como representa el Parque Nacional de las Tablas”. Un humedal que, según sus palabras, “representa un modo de vida y da cuenta en primera persona de la conservación de los ecosistemas”. Sierra se mostraba muy orgullo de que Daimiel esté presente en este proyecto que “aúna turismo, sector agrario y medio ambiente”.

En primer término,  WWF, por medio de Eva Hernández, se ha hablado de la herramienta para el “Asesoramiento a las Comunidades de Usuarios de Aguas Subterráneas” (ACUAS), diseñada para estimar el consumo teórico de agua que tendrían los cultivos que se pretenden sembrar cada campaña. De este modo, se consigue un plan individual de cultivos que cumple con el Plan Anual de Extracciones de los acuíferos sobreexplotados y se permite que el regante aproveche el agua a la que tiene derecho.

El agricultor podrá asesorarse gratuitamente en las Comunidades de Regantes que participan en el proyecto. En ese mismo momento podrá llevarse un expediente completo de su Plan de Cultivos personalizado y una fotografía aérea detallada de su explotación, con los límites marcados de hasta dónde puede regarse el cultivo dentro de cada una de las parcelas. Con ella, los agricultores saben que “están cumpliendo con legalidad evitando multas” y al tiempo que se consigue un ahorro de agua estimable. Así, entre los 30 agricultores que se sumaron a esta iniciativa entre 2012 y 2013, se ha obtenido un ahorro de 1 hectómetro cúbico, el agua que cabe en un campo de fútbol como el Santiago Bernabéu. Otro dato interesante es que se ha comprobado que el 73% de esos regantes cumplían el régimen de explotación.

En este punto, WWF ha destacado que la comunidad de regantes de “Daimiel es ejemplar, demostrándose que la colaboración entre organizaciones ecologistas y comuneros da sus frutos”.  El programa se ha extendido durante este último año a Manzanares, Herencia, Villarrobledo y San Clemente. Una paulatina implantación que de llegar a todos los regantes de herbáceos de la zona aumentaría el ahorro potencial hasta 4,5 hectómetros cúbicos.

Asimismo, se ha dado publicidad a SITAR, otra herramienta informática que envía al regante mensajes “sms” con las recomendaciones semanales de riego para cada uno de los cultivos solicitados. El mensaje que recibe el regante incluye información sobre el tiempo, en horas de riego, que precisa cada cultivo para cubrir sus necesidades (diarias o semanales, según el caso), así como otra información relevante directamente obtenida del SIAR. Durante la campaña de 2013 se ha ensayado la efectividad del asesoramiento en 12 parcelas del municipio de Daimiel. En ellas, con cultivos de melón, sandía, patatas, cebolla, maíz y pimientos, se ha conseguido un ahorro del 14%, unos 6.000 metros cúbicos que podrían llegar a ser 30 hectómetros en todo el acuífero. Y siempre, añade WWF, con la garantía de que la planta recibe las aportaciones idóneas para su desarrollo.

El último avance llega con OPTIWINE, una herramienta específica para la  viña, cuyo funcionamiento se ha explicado sobre el terreno a los invitados y a los periodistas en una parcela cercana a Las Tablas. En las explotaciones que decidan incorporar esta herramienta, se instalarán diversos sensores para analizar las condiciones meteorológicas, la humedad del suelo y el estado de la viña, con el fin de realizar recomendaciones de riego. La medición de la precipitación, la humedad del ambiente y de las reservas relativas de agua en el suelo, así como los sensores sobre el cultivo, permitirán conocer el estado de hidratación de las vides, si están sufriendo o no estrés hídrico, y las reservas de agua en el suelo. Mediante la información recogida sobre el terreno se establecerá cuándo, cuánto y cómo regar la vid para obtener una cosecha de calidad empleando el agua justa. En las primeras pruebas de rendimiento, WWF apunta que se ha ahorrado hasta un 10% de consumo en viña, respecto a la práctica habitual, mejorando también la calidad de la uva.

“Este proyecto demuestra que un agricultor eficiente y bien informado es capaz de ahorrar agua y al mismo tiempo aumentar sus beneficios”, ha asegurado, el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo.

Por su parte, el responsable de Coca-Cola ha dicho que como parte del compromiso de su empresa con el bienestar social y con el cuidado del entorno pretenden “exportar este proyecto a otras zonas de España”.

Después de la demostración práctica, la jornada, donde también se reivindicó la utilidad de unas comunidades de regantes lo más locales posible y bien financiadas, se completó con una visita a uno de los Ojos que han aparecido en el cauce del río después de más 30 años.

- patrocinador -Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp
Nuestro número móvil es (+34) 744 40 30 11, añádelo a tus contactos para recibir bien nuestros mensajes.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

DEJAR UNA RESPUESTA