Herencia (Ciudad Real) cuenta con 203 nuevos contenedores de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU), así como de recogida selectiva, de carga lateral de más capacidad, menos ruidosos y de más cómoda utilización, instalados por la Mancomunidad de Comsermancha, de la que forma parte la localidad y cuyo vicepresidente es el alcalde herenciano Jesús Fernández Almoguera.

Como explica el alcalde Jesús Fernández, con estos nuevos contenedores de carga lateral y los nuevos camiones de recogida, menos contaminantes, se va a conseguir mejorar la optimización del servicio y reducir los niveles de ruido. Además, estos contenedores tienen cierre hermético por lo que reduce posibles olores y el sistema de apertura es más simple, cómodo e higiénico.

En total, “Comsermancha ha instalado 110 contenedores de residuos orgánicos y otros 93 de recogida selectiva amarillos (tetabricks, plásticos y latas), verdes (vidrio) y azules (papel-cartón) en 31 baterías o isletas repartidas por el casco urbano herenciano. Isletas donde ya existían además contenedores de recogida de aceites usados domiciliarios y otros de ropa y zapatos”, añade el concejal de Medio Ambiente, Vicente Martín-Viveros.

Estos más de 200 contenedores forman parte del total de 4.500 contenedores de carga lateral, que ha instalado Comsermancha en la comarca. Precisamente, como indican en la Mancomunidad, para obtener la mejor implantación posible de estos nuevos contenedores, se están teniendo en cuenta diversos puntos de vista, como un estudio científico a cargo de la Universidad Politécnica de Madrid, y también se definen los emplazamientos sobre el terreno en cada uno de los municipios, con la participación de técnicos municipales, de la Mancomunidad y de la empresa adjudicataria del servicio.

Jesús Fernández junto a los nuevos contenedores de Herencia
Jesús Fernández junto a los nuevos contenedores de Herencia

La Mancomunidad de Servicios COMSERMANCHA aumentó ligeramente el volumen de recogida de RSU en el año 2013, tras descensos generalizados desde el año 2008, como consecuencia de las crisis económica. En total, en 2013 se recogieron 62.305,84 toneladas de basura en masa, lo que supone un 0,64 por ciento más que el año anterior (61.910 toneladas). A esta cantidad, hay que sumar las 6.363 toneladas llegadas desde el Área de Gestión de Las Pedroñeras. Por otra parte, en la línea amarilla (vidrio, papel-cartón y envases) se recogieron 4.457 toneladas, según datos facilitados por la propia mancomunidad.

Tras el proceso de tratamiento realizado en la planta de Comsermancha en Alcázar de San Juan, se ha conseguido recuperar 138 toneladas de PET; 21,64 de PEAD; 450 de acero y 7.500 de compost. En cuanto a la recogida en los puntos limpios que gestiona la Mancomunidad, a través del Patronato de Integración Social y Medioambiental, la recogida se elevó hasta los 2.982.294 de kilos, lo que supone un incremento de 0,65 por ciento respecto al año anterior.